Que ver en Portugal

que ver y hacer en portugal guia turismo.

Guia de viaje a Portugal: que ver y hacer

Durante los últimos 3100 años Portugal ha recibido constantemente civilizaciones en sus territoritos: fenicios, griegos, romanos, musulmanes, judíos, entre otros. Estas al establecerse sacan a relucir sus costumbres y las implantan en las zonas de sus nuevos hogares. La gran confluencia de culturas ha hecho posible una combinación de influencias que se han visto materializadas en la gastronomía portuguesa.

Como ya se ha adelantado la curiosidad más marcada que presenta Portugal es su gastronomía rica y variada. Portugal, situado al sudoeste de Europa en la Península Ibérica, es muestra de una combinación de historia, cultura, lenguaje y etnia. La gastronomía portuguesa es de marcada influencia tanto africana, americana y asiática, ellos debido a sus famosos navegantes y marinos; personas que navegando de puerto en puerto traían las especies necesarias para preparar diversos platos.

Los ajos, la nuez moscada, la pimienta roja y varias hierbas más son los elementos con los que los portugueses comenzaron a desarrollar su cocina, en sus múltiples restaurantes ofrecen una lista larga de platillos. El presunto es una comida típica preparada con queso de cabra, jamón ahumado, pan y olivas; el zuppa, sopa con papas, caracoles y salchichas ahumadas. En los restaurantes cerca de las playas siempre se encontrará la sopa de peixe, de pescado. Y si se utiliza carnes, la preferida es la de cerdo y acompañada con una buena copa de vino.

Otra curiosidad es la franja sur portuguesa que con sus acantilados y playas atraen a los turistas. La arena de estas playas son doradas; el sol es adecuado para tomar un baño de sol en los diferentes pueblecitos. También se puede visitar el Parque Natural de la Ría Formosa la cual tiene un legado y aroma mediterráneo. Pasear por Silves, por su capital Algarve, apreciando sus tradiciones que aún conservan, podría ser fantástica.

Portugal muestra su potencial turístico ya que tiene impresionantes lugares en qué apoyarse y sin olvidar su exquisita gastronomía. El turista puede ir al centro histórico del país y sentarse a tomar alguna bebida. Las tiendas surferas dan color a la historia. Por todo esto y más Portugal atrae cada vez más al turismo y sus rutas ya están siendo recorridas. Por sus diferentes caminos se puede llegar a un mundo para muchos no conocido. Portugal propone invitarlos con sus costas y aguas suavizadas; es una propuesta que envuelve a los turistas la misma que es difícil de rechazar.

10 destinos para visitar en Portugal

1# Oporto

Oporto es la segunda ciudad más importante de Portugal después de la capital, Lisboa, y el destino turístico con más tradición y elegido del norte del país luso.

La oferta turística que Oporto muestra a los que visitan la ciudad reúne todos los ingredientes, y es que historia, cultura, arte, y gastronomía se dan la mano.

Desde su Catedral, hasta la Plaza da Ribeira, pasando por el Mirador de Gaia, la Plaza Batalha, el Palacio de la Bolsa, la calle de Santa Catarina o la Iglesia y Torre de los Clérigos son solamente algunos de los monumentos y rincones de esta ciudad que merecen ser visitados.

Sin embargo, a pesar de no ser catedrales, iglesias o plazas, son las casas colgantes, una de las construcciones con más encanto y que los turistas prefieren ver antes que nada, y es que la foto con las casas colgantes de fondo es un recuerdo típico que no debe faltar en una visita a Oporto.

El río Duero pasa por Oporto, y es que realizar una travesía por el río y pasar por debajo de puentes emblemáticos de la ciudad como el de María Pia o el de Luis I,  y disfrutar sus vistas es una oportunidad que no hay que desaprovechar.

Casas colgantes, el río Duero, y por supuesto el vino. A tres kilómetros del centro de Oporto, en el norte se puede visitar en Vilanova de Gaia bodegasdonde se explica el proceso de elaboración de este vino tan mundialmente conocido. En el puerto de Oporto se puede ver las típicas barcas que antiguamente transportaban los barriles de vino.

2# Lisboa

lisboa

La parte más antigua y bulliciosa de Lisboa  es Alfama, sus retorcidas calles y estrechas y empinadas callejas son refugio de pescadores, y donde se asienta el mercado de pescados. Otro de sus barrios se llama La Baixa y se encuentra entre la Plaza del Rocío y la Plaza del Comercio, es una zona reconstruida por completo, con anchas y ordenadas calles, importante barrio comercial y bancario.

También podemos encontrar el Barrio Alto, es el lugar nocturno de la ciudad. Pleno de típicos restaurantes y establecimientos donde es posible escuchar música tradicional, como los renombrados fados.

La Torre de Belém es sin duda el monumento más conocido de Portugal.Construida entre 1515 y 1521, esta cárcel-fortaleza se encuentra en la margen del Tajo, frente al monasterio de los Jerónimos.( La obra capital del estilo manuelino. Construido a raíz de la vuelta de Vasco de Gama de las Indias, a comienzos del siglo XVI. Notabilísimo claustro.)

El Castillo de  San Jorge ( Castillos de Portugal ) es una construcción que domina toda Lisboa y la desembocadura del Tajo. Tuvo sus orígenes durante la dominación romana. En la actualidad consta de diez torres unidas entre sí por una poderosa muralla. Antigua residencia real, sus jardines tienen excelentes vistas de la capital.

En el barrio de Alfama se eleva La Catedral, es una antigua fortaleza del siglo XII y tiene una mezcla de estilos barroco y romántico. En su interior se conserva un importante tesoro de joyería religiosa.

Existen numerosas tiendas donde pueden conseguirse artesanías, rarezas bibliográficas y antigüedades  de todos los rincones de Portugal.

3# Madeira

madeira

La belleza paisajística de Madeira es tremenda y para apreciarla en todo su esplendor lo más recomendable es calzarse las botas para caminar y visitar alguno de sus muchos miradores, desde los que dispondremos de unas panorámicas espléndidas.

Algunos de estos miradores son verdaderas atalayas naturales, como por ejemplo el Cabo Girao, que se eleva a 569 metros sobre las aguas del mar y se convierte en el cabo más alto del lejano continente europeo. Desde ahí la vista casi cenital del océano es vertiginosa, nunca mejor dicho.

Otro mirador destacable es el de Pico Ruivo, el punto a más altitud de toda la isla de Madeira y por lo tanto es una ascensión un tanto fatigosa, pero con la recompensa final de poder dominar desde su cumbre toda la isla.

Y un último mirador que atrae a muchos visitantes es el de Eira Serrao. Desde él se logra ver el cráter del volcán que dio origen a toda la isla, y muy próximo a él se descubre el convento de Santa Clara y el pueblo de cuento en torno suyo.

4# Estoril

estoril

Estoril, posiblemente es uno de los lugares más conocidos de Portugal en el mundo entero, aunque sólo sea por el nombre. Sin embargo, en origen no era más que un pequeño pueblo de pescadores. Pero como en tantos otros sitios de costa, el turismo lo ha transformado por completo, y en el caso de Estoril hasta convertirse en uno de los núcleos residenciales más lujosos de todo el país luso.

En ello han intervenido varios factores. Por un lado, su extraordinaria ubicación junto a una zona de aguas tranquilas del océano Atlántico. Por otro, sus excelentes condiciones climáticas. Y por último, su proximidad a la capital de Portugal, Lisboa, lo que hizo que desde siempre los lisboetas con posibilidades se acercaran hasta Estoril a pasar temporadas de vacaciones.

Eso hizo que surgiera su famoso Casino y que se plantearán la celebración de diversos eventos, algunos de cariz internacional, como las competiciones de velocidad en el circuito de Estoril.

Además, bordeando toda la zona de costa y playa, se elevan suaves colinas, que han sido el emplazamiento idóneo para que se establecieran villas y hoteles donde se pudieran alojar los visitantes.

Si a eso se le suma que ya desde la Antigüedad se tenía constancia de la existencia en la zona de aguas termales, sumamente saludables para la salud, pues el resultado es que desde hace siglos las clases adineradas se acercaban hasta el lugar, y poco a poco el pequeño pueblo de pescadores se fue convirtiendo en lo que es hoy. Una localidad burguesa, costera y turística que nos ofrece una visión bien distinta a otras zonas de Portugal.

5# Las islas Azores

islas-azores

Pocos territorios del mundo cuentan con las maravillas que tiene este conjunto de islas ubicadas sobre el Océano Atlántico. Uno de los beneficios de este lugar, además de la hermosa de su paisaje y de la cantidad de lugares y actividades que pueden realizarse es su proximidad con Lisboa, la capital de Portugal. Estas islas se encuentran tan cerca del continente que puede llegarse a ellas en dos horas de navegación, un tiempo que resulta bastante práctico para aquellos que quieren recorrerla en pocos días. Los municipios que hay en el archipiélago son 19 en su totalidad y existe una gran variedad de opciones para los turistas que se acercan a conocerlo con toda su familia, una de las cosas que más enorgullecen a este territorio portugués es la cantidad de especies animales que tiene, especies que resultan únicas y acaparan la atención de muchos científicos y amantes de la naturaleza. La vegetación del lugar también resulta de lo más variada y además conforma un paisaje imperdible para muchos viajeros que quieren pasar una linda tarde en la isla.

No tienen que desesperarse por conseguir hospedaje y servicios aquellos que tengan en sus planes dirigirse a este hermoso territorio, ya que las islas están más que equipada para el recibimiento de viajeros de todo el mundo.

6# Faro

faro el algarve

En la región de Algarve, más precisamente en el Distrito de El Faro se encuentra la ciudad homónima, capital del distrito. Ubicada en el sureste de Portugal, se divide en seis freguesías, limitando al sur con el Océano Atlántico.

Distanciado de la capital del país lusitano Lisboa, por más de 250 kilómetros, esta ciudad se divide en dos partes bien definidas. La primera, conocida como “Ciudad Antigua” o “Vila Adentro” conformado por el viejo puerto y la antigua catedral; y la segunda establecida en las zonas aledañas a la vieja ciudad, caracterizándose como la parte moderna de El Faro.

Los centros de turismo pertenecientes a la vieja ciudad son el Arco da Vila, la Hermita de Nossa Senhora do O, la Iglesia de la Misericordia y el más frecuentado: “La Igreja do Carmo”, una capilla que posee sus paredes internas recubiertas por los huesos de centenares de monjes que se encontraban enterrados en el cementerio que se ubica al lado de la iglesia.

Otro centro concurrido por los visitantes son las extensas playas de arena dorada que se entremezclan con las verdosas aguas del Océano Atlántico, generando un ambiente ideal para vacacionar en sus costas. La pesca del atún se ha incrementado debido a la gran demanda que genera este pescado en los platos más solicitados de los restaurantes portugueses.

La Laguna de la Ría Formosa se erige como otro polo de convergencia para turistas, un área protegida de más de 150 kilómetros cuadrados donde el atractivo máximo, se da en el avistamiento de aves.

7# Porto Santo

porto-santo

Si estas buscando unas vacaciones que te den la energía necesaria para volver a arrancar los días laborales con muchas ganas, lo cierto es que Porto Santo tiene todos y cada uno de los lugares que pueden proporcionar tranquilidad y mucho relax para sus turistas que eligen Portugal.

Y es que las islas paradisíacas de Porto Santo son famosas en el mundo entero porque tienen la capacidad, gracias a la cantidad de minerales que tiene sus aguas, de curar muchas dolencias y afecciones en el cuerpo.

Tanto aquellos que tengan algún problema de salud puntual y no quieran estar sometidos al stress de un viaje, como para los que quieren aprovechar las cualidades de este lugar, lo cierto es que resulta un destino ideal para todo tipo de turistas. Acompañando este slogan que hace tan famosa a esta ciudad por sus “poderes curativos” también se encuentra un famoso centro de relax llamado Centro de Talasoterapia, que proporciona todos los servicios anti-estrés y tratamientos que ayudan a facilitar y mejorar la calidad de vida.

Para los que quieren conocer esta ciudad pero no están tan interesados en estas cualidades lo cierto es que van a encontrar otras opciones también muy entretenidas para disfrutar de unas vacaciones en familia: viajes en barco por las hermosas playas, pesca y otras actividades acuáticas como buceo y ski acuático

8# Lamego

lamego

Todos los países importantes del mundo tienen una ciudad que se encarga de la conservación de la historia y resultan un referente importante de aquellos sucesos que marcaron la historia de Portugal. Lamego es esa ciudad y no solo es el significante más importante de la historia del país, sino que además resulta una visita apasionante para todos los turistas que quieran irse de su viaje con muchos conocimientos y el placer de haber conocido lugares imperdibles.

Esta ciudad que se encuentra en la región de Douro, cuenta con una cantidad increíble de lugares como monumentos y museos que se encargan de reunir toda la historia de este maravilloso país, y no solo de Portugal sino también del territorio que existía antes de que este país se conformara.

La antigüedad de la ciudad data desde los tiempos de los romanos, en aquél tiempo la ciudad era un referente céntrico y era considerada algo así como una capital para todos los habitantes de la región. Este hecho hizo que tuviera lugares como centros religiosos o bibliotecas que formaban parte del patrimonio de sus habitantes y hoy representan una visita obligatoria para sus turistas.

9# Braga

braga

Esta populosa ciudad portuguesa, ubicada al norte del país, sería un destino ideal para los que quieren viajar en Semana Santa y seguir disfrutando del fervor popular de tan arraigada tradición cristiana. Su celebración es una de las más populares en todo Portugal. Arquitectónicamente hablando es la que mayor riqueza posee, si nos referimos en términos de templos religiosos, de estilo barroco principalmente. Son también destacables sus maravillosas casas palaciegas del siglo XVIII, sus cuidados parques,  y son típicas sus callejuelas empedradas.

10# Guimaraes

guimaraes

Guimaraes destaca por su Castillo (Castelo de Säo Miguel) , así como por su barrio medieval perfectamente conservado. Su legado cultural es incuestionable, y podrás comprobarlo si visitas su pequeño museo (Museo Alberto Sampaio), donde se exponen obras pictóricas, esculturas y piezas de orfebrería principalmente, todas ellas procedentes -la mayoría- de colecciones de iglesias y conventos.

Quizás te interesa ver la guía de que ver en Coimbra.

Donde comer en Portugal

Si deseas practicar turismo gastronómico en Portugal, y aún no sabes dónde hacerlo, no te preocupes aquí algunos nombres de locales y restaurantes más reconocidos del territorio luso.

Aquellos que buscan algo económico sus precios y no piensan pagar más de 20 euros les recomendamos al Tasca do Manel, ubicado en los alrededores de la capital, Lisboa. Aquí encontrarás una carta muy variada, basada en platos típicos portugueses.

Por su parte Casa Do Alentejo, ubicado en Rua Das Portas de Santo Antao, es un restaurante que se especializa en la comida típica de la Región de Alentejo. Consulta nuestra Guía para ver el Alentejo.

Ahora si nuestro bolsillos nos permite pagar algo más costoso entonces vayamos a restaurantes de categoría media donde un almuerzo o una cena nos costará aproximadamente 40 euros, en Oporto del Norte, encontrarás al Ramalháo, un restaurante donde podrás degustar exquisitos platillos de pescados como el bacalao y otras especiales de frutos del mar, de la casa.

Nuevamente en la capital Lisboa encontraremos otros restaurantes más. Un ejemplo es el Pap’ Açorda, un local gastronómico que nos ofrece platos hechos en base a pan y gambas, mientras que en el Restaurante Doca 6 los platos principales son la ensalada de pulpo y el arroz de pato. ¡Qué delicia! Vale la pena mencionar que en ambos locales el precio es un poco más de 40 euros pero valdrá la pena disfrutar. ¿No te parece?

Por último tenemos a los restaurante de más prestigios, donde su precios oscilan entre los 40 a 50 euros a algo mas. En Cascais, ubicado sobre la costa lusa encontrarás a uno de los mejores restaurantes de Portugal. Se trata del Porto Santa María, lugar que se destaca en la preparación de pescados y mariscos.

Al sur de PortugalHenrique Leis es destacado por ofrecer las deliciosas sopas de pescado, mientras que en Villa Hoya disfrutarás de algo de cocina internacional como la comida francesa donde los platos más recomendados son el parfait de hígado de pato y ganso acompañado de una guarnición de uvas marinadas en vinagre. Sin duda alta cocina europea.

Gastronomia

Portugal, país soberano miembro de la Unión Europea está constituido como un Estado democrático de derecho, su territorio y su capital Lisboa ocupan la franja occidental de la península ibérica, con costas al Atlántico y dos archipiélagos situados en el mismo océano. Las Azores y Madeira.

Si existe algo rico que posee Portugal es su gastronomía, pues sus platillos son una exquisitez para los mismos ciudadanos como para toda clase de turistas que visitan su tierra. La comida portuguesa gira en torno a tres ejes: el pan, el vino y el aceite de oliva considerado el pilar portugués ya que su empleo es elemental para las carnes, pescados, ensaladas, aliños, etc.

gastronomia-en-portugal

Además, Portugal es un país fuertemente vinícola de fama internacional en donde los vinos de Oporto que se producen en el Valle del Duero representaron en los siglos XIX y XX el 20% de las exportaciones del país. También destacan los vinos verdes del norte que suelen ser vinos blancos y el de Madeira.

Hablar de Portugal es hablar de comida sana, exquisita y variada pues en la costa el pescado es muy consumido por su deliciosa forma de ser preparado en distintos platillos, razón por el cual los portugueses se sentirán siempre orgullosos, principalmente con la preparación del bacalao ya que tienen 365 recetas diferentes para cocinarlo, prepararlo y sazonarlo. También son genios en la preparación de calamares rellenos, sardinas asadas y mariscos a la cazuela.

Comer en Portugal siempre resultará un placer y todo visitante no dejará de relamerse con suculentos platillos que dejarán una increíble experiencia en el viajero, uno de ellos es el Caldo Verde que es preparado con col picado y papas. A su vez tenemos el gazpacho como sopa fría que es preparado con verduras picadas, ajo, pan, vinagre y aceite de oliva.

No hay duda que la gastronomía portuguesa hace de su ingenio una delicia para el paladar, pues los quesos tampoco pasan desapercibidos, ya que también figuran como ingrediente principal en la elaboración de sabrosos potajes preparados con jamón, panecillos calientes, picantes al paso, etc. Muchos de ellos son salados y se dejan añejar por varios días para obtener un mejor sabor en las comidas, actualmente existen más de doce quesos diferentes en Portugal.

Vinos de Portugal

Portugal es un país sorprendente en términos turísticos. En esta ocasión haremos un viaje distinto. No visitaremos ni las famosas playas portuguesas, ni sus monumentos ni sus pueblos, sino que haremos un tour enológico pues conoceremos entre otros al famoso vino de Oporto, el cual es el abanderado de aquel país ante el mundo.

Tal vez por ello varios respetables nobles ingleses del siglo XVIII poseían grandes cosechas en el Valle del Alto Duero, de donde proviene aquel vino. El vino de Oporto, creado de una mezcolanza con el también exquisito brandy, se fabrica con uvas Tinta BarrocaTourigaRoriz y Tinta Cao. Entre su gran variedad, podemos encontrar al siempre clásico Tinto y su acentuado sabor afrutado; el intenso rubí del Tinto dorado; o el clamoroso Dorado, el cual tiene matices amarillos y mixturas de otros licores más joviales. Por su parte el Vino Retinto es bastante joven, aunque ello no quiera decir que no tenga cuerpo.

Definitivamente usted disfrutará su inversión en una botella de vino portugues, aunque posiblemente su precio sea algo elevado. ¿Está dispuesto a pagar por ello? Tenga en cuenta que no es tan solo en lujo sino una experiencia cautivadora para el paladar.

Estos solo son algunos ejemplos de la rica tradición de vinos que el país del gran Vasco Da Gama nos brinda. También son conocidos los tintos de Alenquer, como su Tinta MiúdaTouriga Nacional o Tinta RorizCastelão; los de las castas Moscatel de Setúbal y Moscatel Roxo, ganadoras de premios europeos, en la región de Setúbal; y así nos deleitaríamos sobre estas dádivas lusitanas por toda la noche. Pruébelos, y se sorprenderá gratamente.

Souvenirs de Portugal: comprar recuerdos

Vamos hablar sobre los souvenirs de Portugal, de qué es lo que podemos comprar y qué es lo ideal para llevarnos para visitas personas. Así que si tienes dudas, Te conviene leer este artículo porque te va a resultar de gran interés, y te ayudará mucho cuando te vayas de compras por Portugal.

Portugal es un lugar inmenso, con muchos mercadillos como en muchos lugares para comprar todo tipo de objetos. Los souvenirs son los objetos más buscados por los turistas, ya que todo el mundo quiere llevar un recuerda sus seres queridos sobre el viaje en el que han estado. Es por eso que, cuando hablamos de Portugal, tenemos que saber cuáles son los mejores sitios para comprar, y cuales son los mejores objetos. Por eso mismo, quedamos a recomendar algunos objetos que tienes que comprar, porque si no tu visita a Portugal no habrá sido completa.

Distintos recuerdos

En primer lugar, vamos hablando un recuerdo que es muy típico, que encontraremos en prácticamente todas las tiendas. Se trata del gallo de Barcelos, un símbolo de Portugal, y que es mundialmente conocido. Lo podemos encontrar tanto figuritas, y de todos los tamaños, desde el tamaño de nuestro dedo meñique, hasta una figura de medio metro, hasta también en imanes, figuras de madera, oye a veros. Es algo que siempre compramos, y que nunca está demás llevarnos cuantos por si acaso. Es un símbolo de buena suerte, así que está bien visto regalarlos cuando volvemos un viaje Portugal.

Otro souvenir es muy recurrido, que suelen comprar los turistas, es la cerámica. De hecho, el gallo de Barcelos, suele ser de cerámica, pero no es lo único que podemos encontrar. También podemos ver algunos platos de cerámica, están muy bien decorados, incluso hay algunos que están pintados a mano. De hecho, también podemos encontrar algún que otro imán, de hecho de este material, hoy incluso alguna figurita que podrás poner en tu mesilla de noche. Lo mejor de todo es que puedes encontrar diferentes motivos, diferentes pinturas, así como diferentes estilos, por lo que probablemente no encontrarás dos iguales, algo que es muy original.

Por supuesto, otra a compra que se suele hacer cuando estamos en Portugal es la del vino. Y es que el vino de Oporto es famoso en todo el mundo, ya que tiene un sabor muy característico, y se suele acompañar bien con las comidas. Además, es un vino dulce, y a pesar de ser de Oporto, podemos conseguirlo cualquier ciudad de Portugal. Hay botellas de todos los tamaños, de diferentes marcas y de precios, así que no dudes en comparar precios, o si de verdad te estás aficionando al vino, puedes preguntar al especialista que hay en la tienda, porque te ayudarán de una forma muy agradable.

Los pasteles de Belem, un dulce que es de lo más delicioso, y cuya receta no se conoce como porque es secreta. Obviamente, los originarios son de Belem , ciudad portuguesa que tiene una pastelería excepcional. Hay varias recetas, pero la originaria, no se conoce, y es debido al tema de las compras. Por eso, si pasas por esta localidad, te recomendamos que pases por su pastelería, porque el sabor es inigualable. Podrás encontrar algunas imitaciones, perderás cuenta de que no tiene el mismo toque.

Senderismo en Portugal

Entre algunos de los aspectos turísticos por los que resulta sorprendente que Portugal esté poco o mal promocionado se encuentran las rutas de senderismo y montañismo. A lo largo de toda su geografía continental  (y en menor medida en su territorio insular)  se encuentran gran cantidad de lugares de fácil acceso que muestran el lado mas bucólico que se encuentra en Europa Occidental.

Por otro lado, viajar y realizar caminatas de varios días (siempre que las condiciones meteorológicas acompañen) en Portugal es una de las maneras más auténticas y baratas de conocer los encantos de este país.

Reserva Real de Caza de Mafra

Si nos hemos alojado cerca de Lisboa no debemos dejar pasar la oportunidad de visitar la Real Reserva  de Caza de Mafra, ubicada al noroeste de Lisboa,  fue creada por el rey João V como un parque de ocio para la familia real entre 1744 y 1748. Con una extensión de 819 hectáreas, está rodeada por un muro de 12 kilómetros de largo que delimitan el antiguo coto de caza cubierto casi en su totalidad de bosques.

Entre 1840 y 1859, el rey Fernando instaló en el área una granja de cría caballos, para tiempo después (durante la época del rey Luís) volver a convertirse en reserva de caza.

Con la proclamación de la República, su nombre fue cambiado a la Reserva Nacional de Caza, y ahora los visitantes pueden acudir al lugar para participar en paseos,  observación de animales salvajes como ciervos, jabalíes, zorros, lobos, águilas y búhos.

Caminata por los acantilados de piedra caliza del Algarve

Este recorrido se inicia en la cosmopolita ciudad de Lagos, (una de las ciudades más antiguas del Algarve, consulta nuestra guía de que ver en Lagos)  donde todavía se pueden ver restos de la muralla que rodeaba la ciudad para su protección.

Los trayectos de senderismo en esta área se extienden por la línea de la impresionante costa hasta Ponta da Piedade, donde encontrarás paisajes fantásticos con acantilados, cuevas y rocas con una asombrosa mezcla de colores que apenas contrastan con el pequeño pueblo de Luz, donde hay una hermosa playa de arena fina y dorada.

A lo largo de la costa atlántica se encuentran algunos pequeños pueblos de pescadores y algunas fortalezas abandonadas que nos recuerdan la época en la que esta costa fue destruida por los piratas. En Salema se puede disfrutar de la playa y la gastronomía local sabrosa a base de pescado fresco del mar, por lo que no es difícil encontrar pequeños hostales y pensiones donde pernoctan muchos mochileros y senderistas quienes deciden hacer un alto en su ruta para disfrutar de la calma y las especialidades locales.

La naturaleza en Costa de Alentejo

Desde el típico pueblo de Porto Covo puedes comenzar tu recorrido a lo largo de la costa y los senderos de pescadores que llevan por la fantástica costa del sureste de Alentejo y  bordea el Océano Atlántico. En este trayecto nos cruzamos con hermosas playas y acantilados, desierto con dunas de arena de varios tonos y con el apacible río  Mira a su paso por el pueblo de Mil Fontes.

Mas adelante, cerca de Cabo Sardão, nos topamos con un hermoso promontorio sobre el mar donde que podemos ver la cigüeña blanca y sus únicos nidos en las rocas.

Esta caminata fantástica termina en la frontera del Algarve cuando llegamos a  hermosa playa y pueblo de Odeceixe. Aquí puedes finalizar el viaje o –si te quedan fuerzas- seguir adelante y descubrir  los acantilados del cabo de San Vicente hasta llegar al punto extremo  suroeste de Europa continental.

Pueblos de Portugal

Al sudoeste de Europa en la Península Ibérica se encuentra Portugal, un centro turístico con agradable clima durante todo el año, con exquisita gastronomía las cuales son los que contribuyen inmensamente para el crecimiento de los visitantes. Aparte de Lisboa, su capital, OportoMadeira y demás ciudades en los pueblos tradicionales se puede disfrutan de mil maneras la estancia en ellas.

Una de las joyas escondidas de Portugal es Vinhais ubicada a 33 kilómetros de Braganciia. La villa actual de Vinhais fue fundada por el rey Sancho III a mediados del siglo XIII. Por la Rua Nova destacan edificios de diferentes épocas. Esta ciudad cuenta con un valle fructífero el cual transforma el ambiente en uno de espectaculares vistas. Las riquezas naturaleza también se distingue en el Parque Natural de Montesinho, en él se pueden realizar excursiones, comer truchas y productos de caza, etc. Esta parte de Portugal mezcla muy bien recursos históricos con los naturales.

En el lado portugués de la desembocadura del Río Guadiana está el pueblo histórico de Villa Real, exactamente entre la frontera de Portugal con España. Aquí los visitantes pueden pasear por la ciudad, realizar compras en los mercados tradicionales del país y tiendas, comer al aire libre en los restaurantes con zonas especiales, navegar en bote, visitar reservas nacionales, magnánimas monumentos y disfrutar de toda la naturaleza, y todo a un buen precio. Es una ciudad muy frecuentada durante todo el año.

Consulta nuestra guía de Azeitao

Los turistas que planean visitar Pontevedra les quedará de camino pasar al pueblo de Valenca do Miño, un lugar de bellos paisajes y el lugar ideal para realizar compras, recuerdos y vestimenta para el hogar, ello motivado a que existe una relación calidad- precio excelente.

Para aquellos que quieran visitar la Perla de la Costa Azul no se van a lamentar pues es un pueblo marinero muy atractivo, de hermosas playas y deliciosos platos. Sesimbra es uno de los más visitados, ubicado cerca de Lisboa.

Y también cerca de Lisboa se encuentra el pueblo de pescadores. Los visitantes quedarán enloquecidos por las casas azules y blancas de Ericeira. Esta ciudad además tiene unos miradores en ciertos lugares de donde solo los curiosos podrán observar a través de él los encantos de Ericeira.

Las ciudades de Portugal ofrecen recursos naturales, históricos, culturales y comerciales, dando al visitante las mejores experiencias las cuales provocarán en el visitante la sensación de volver al maravilloso Portugal.

Rios de Portugal

Ubicado en la Península Ibérica al sudoeste de Europa, Portugal, es considerado uno de las muchas tracciones del continente europeo. Grandes paisajes se encuentran en estas tierras rodeadas y regadas por los varios ríos del país.

El clima y la temperatura del agua conforman el dúo propicio para los paisajes excepcionales en Portugal; el clima agradable durante todo el año y el agua que recorren las ciudades forman las riquezas naturales del país. Portugal posee varios ríos como el Miño, el DueroTajoMondegoGuadinaSadoVouga y Zèzere.

El Río Miño tiene 308 kilómetros de recorrido y desemboca en el Océano Atlántico; está situado en el noroeste de la Península Ibérica. El Río Duero tiene 897 km de recorrido desembocando por Oporto en el Océano Atlántico, es además, el tercer río más largo de la Península Ibérica. El Río Tajo desemboca también en el Océano Atlántico por Lisboa después de 1007 km de recorrido y principalmente, es el río más largo de la Península Ibérica.

Uno de los ríos principales de Portugal es el Mondego a través de Figueira da Foz desemboca en el Océano Atlántico después de 234 kilómetros de recorrido. Este rio en especial, es el que brinda la esencia a la ciudad ya que recorre exclusivamente tierras portuguesas logrando así regarlas y convertirlas en uno de los paisajes más bonitos.

Otro río portugués es el Guadina, desemboca en el Océano Atlántico después de 744 kilómetros de recorrido; éste es el río de la Península Ibérica. El Río Sadodesemboca de igual manera en el Océano Atlántico por Setúbal después de 180 kilómetros. El Río Vouga con sus 148 km de recorrido forma la Ría de Aveiro; desemboca en el Océano Atlántico. Por su parte el Río Zèzere después de 200 km de recorrido se une con el Río Tajo.

Muchos de los ríos portugueses son los que originan cambios y características a cada una de los paisajes en el país. Además en varios de estos la pesca es una actividad muy próspera. Los visitantes pueden también hospedarse en lugares cercanos a los ríos y contarán con los mejores servicios, ideales para aventureros en busca de emociones y para los amantes de las mejores vistas y de deportes fluviales.

Portugal se muestra como un país adecuado para realizar muchos planes pues cumple con todos los requisitos para hacer de las vacaciones inolvidables: cultura y el trato de su gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *