Las playas de Portugal

playas-de-portugal

Las mejores playas de Portugal

Cuando hablamos de playas del mundo, nada mejor que Europa. Pero muchas veces caemos en los destinos usuales, los más conocidos y aquellos que más se promocionan. Si vamos por ese camino podríamos perdernos de grandes bellezas como las islas portuguesas del atlántico. Allí encontramos a Azores y Madeira, dos increíbles destinos llenos de magia, playas, volcanes y hasta historias de piratas. ¡Qué más podríamos pedir!

Azores

Este archipiélago volcánico en el medio del Atlántico se siente como un mundo en sí mismo. Para las Azores deberás empacar un ropa de lluvia y gafas de sol, tu traje de baño y zapatos para caminar, porque nunca estarás a más de unos pocos minutos de la orilla del mar.

Esta familia de nueve islas portuguesas agrícolas y volcánicas de mar salpicado son hoy en día más fáciles de visitar que nunca, con vuelos de bajo coste cada vez más disponibles.

Allí hay tres grupos de islas, que se extiende por más de 600 kms, así que para moverse por ellas necesitas o bien subirte a un avión turbohélice o arar a través de las olas en los transbordadores.

El tiempo se ralentiza allí. Los lugareños cuentan con cientos de miles de años de historia, en término de los volcanes que juntos han formado las Azores. Estar en el cruce de la Eurasia, América del Norte y las placas tectónicas de África, las Azores son un punto de acceso geológico: cuando se ve desde su punto más alto, cada isla y sus cráteres parece como que podría caber civilizaciones enteras de seres mágicos entre sus tierras.

En términos humanos, hay una sensación de inocencia de una época de mediados de siglo 20. La actividad volcánica inquieta continua y parece que nos llena de energía radiante y salada, vientos limpios que constituyen el mejor tratamiento facial del mundo, y gratuito. Hay avistamiento de ballenas, podrás nadar con delfines y bucear con rayas, además poder navegar en kayak. Se puede caminar dentro de los volcanes y alrededor de ellos, y conducirse por carreteras vacías rodeadas de millones de azaleas y hortensias.

Cada isla es única, y de mentalidad independiente. No hay complejos turísticos, pero existen un montón de bares locales muy pintorescos. El primer instinto de la gente local es a confiar en tí, después de darte la bienvenida.

Madeira

Justo en el medio del Atlántico, la isla de Madeira es un paraíso de belleza natural. Los colores exóticos de las flores se destacan de entre el azul del mar y la vegetación verde esmeralda; este es un archipiélago en el que dos terceras partes son un área protegida y donde se encuentra el mayor bosque del mundoel bosque de Laurisilva.

La temperatura primaveral se siente todo el año, dondelas actividades al aire libre están a la orden del día. Puedes ir a dar un paseo a lo largo de la red de levadas (los canales de riego) o visitar la ciudad de Funchal y descubrir el patrimonio mientras vagas libremente por la isla. Los paseos en barco son una excelente manera de admirar la costa desde una perspectiva diferente.

En un ambiente tan acogedor el equilibrio y el bienestar es una garantía. Por ello, Madeira ofrece varios complejos turísticos y accesos al mar con condiciones ideales para la navegación recreacional y el buceo.

Las fiestas populares, que tienen lugar durante todo el año, constituyen una oportunidad ideal para apreciar los sabores gastronómicos tradicionales y ver a Madeira vestida de fiesta, especialmente para los desfiles de Carnaval, la Fiesta de la Flor, el Festival del Atlántico y los alucinantes fuegos artificiales de fin de año.

Listado de playas de Portugal

Playa de Cabo de la Roca

El Cabo de la Roca, en un cabo que se halla en el punto más occidental de Portugal y además, es el punto más occidental de Europa. Esta falla geográfica se sitúa en el Parque Natural Sintra-Cascais cercana a la ciudad de Sintra, a menos de 50 kilómetros de Lisboa, ciudad capital del país lusitano.

Este cabo había sido descubierto por los romanos, debido a que sus principales rutas de comercio marítimas pasaban por allí. Los acantilados que poseen este cabo llegan aproximadamente a los 140 metros de altura sobre el nivel del mar, y en su cima se encuentra un faro que se utiliza como referencia en la orientación para la navegación.

Además, este centro de concentración del turismo en Portugal funciona como balneario, pero la única forma de acceder hasta allí se da mediante autobuses que parten cada 30 minutos desde Lisboa.

El Parque Natural Sintra-Cascais está ubicado en la freguesía de Colares y fue fundado hacia el año 1994, aún es uno de los pocos lugares vírgenes que se encuentran en la península ibérica y su microclima es ideal para el crecimiento de plantas y árboles particulares de la región, los cuales comparten escena con las cálidas aguas del Atlántico, que llegan hasta las costas de este pequeño país para conformar una de las playas más bellas del mundo.

Un detalle a destacar, fomentado por la dirección de turismo de Lisboa, es que se otorgan diplomas que certifican la presencia de los turistas en este remoto balneario de la costa atlántica.

Playas de Portimão

Portimão es una ciudad perteneciente a la región de Algarve, situada en el Distrito del Faro al sur de Portugal, y que limita al sur y al oeste con el Océano Atlántico, al este con España, y al norte con el Distrito de Beja.

Portimão se caracteriza por saber explotar de una fructífera manera todo el turismo que recibe a lo largo del año en sus playas. Entre las costas más conocidas y exóticas de esta bella ciudad balneario se encuentran Praia Da Rocha, Alvor y Vau. Este distrito, es el distrito de Portugal más frecuentado por los turistas, ya que recibe más de diez millones de visitantes al año, la mayoría de ellos de procedencia europea.

El clima cálido del lugar en conjunto con las cristalinas aguas y el enorme abanico de servicios que se ofrecen dentro de los balnearios y hace que los veraneantes elijan año tras año estas playas, coloca a las playas de Portimão entre las más concurridas del planeta.

Praia da Rocha es particular por poseer un paisaje bastante heterogéneo debido a la mezcla que se realiza entre los acantilados con grutas, y arena dorada y fina, con aguas celestes con tonalidades verdosas en las que se pueden encontrar caletas de diferentes profundidades.

A su vez, la playa Alvor es de gran utilidad para la práctica de deportes acuáticos como surf, windsurf, kitesurf, pesca, motonáutica o bordercross. Este balneario es otro centro de turismo dueño de una gran infraestructura al servicio de los visitantes, entre los que se pueden hallar bares, restaurantes y hoteles sobre la costa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *