Crucero por el Mar Báltico: Ciudades alrededor

Cruceros por el Mar Báltico: Capitales destacadas

Hacer un crucero por los puertos del Mar Báltico es una experiencia estimulante. Desde los 75 km de trayecto al centro de la ciudad de Estocolmo a través del hermoso archipiélago de 24000 islas, hasta los lentos paseos, pasando por los castillos, palacios y fortalezas para llegar a San Petersburgo, pocas regiones pueden ofrecerle experiencias de crucero tan diversas.

Afortunadamente, debido a que muchos cruceros al Mar Báltico son de diez días o más, los itinerarios se concentran en los distintos puertos y los pasajeros de los cruceros tienen la oportunidad de ver varias ciudades alrededor del mar en un simple paseo. El acceso a cualquier puerto del Mar Báltico vía barco es una experiencia inolvidable. Los horizontes de ciudades distantes son típicamente caracterizados no por sus edificios de muchas plantas sino por sus iglesias con agujas cobrizas y por las torres de sus castillos y otros monumentos históricos.

Consulta nuestra guía de cruceros.

Algunas ciudades portuarias ponen de relieve las murallas bien conservadas de la ciudad y construcciones que datan de la Edad Media, centinela silenciosa de tiempo atrás, cuando los comerciantes alemanes de la liga de Hanseatic navegaban entre los puertos para dedicarse al comercio. A menudo, los horizontes de las ciudades que los pasajeros ven hoy serían reconocibles por aquellos comerciantes alemanes. Gracias a la importancia histórica y debido a su buena conservación, algunas de las ciudades de la región son Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Los barcos de cruceros navegan por antiguas rutas de comercio desde la época en que los Vikingos reinaban en el mar. La historia sigue viva en las costas de las ciudades. Además, los barcos atracan a distancias cortas de los centros de las ciudades y otras atracciones. Cuando el tránsito es requerido, las distancias del barco hasta el centro son normalmente bastante cortas. Los muelles están llenos de vida con sus tiendas, restaurantes y cafés y, como siempre, el barullo de la gente.

Ciudades al rededor del Mar Báltico que no debes perderte

La región Báltica de Cruceros “Ciudades alrededor del Mar” cuenta con algunas de las ciudades portuarias más notables del mundo: Estocolmo, situada sobre 14 islas y por ello llamada la “Ciudad que flota sobre las aguas”; San Petersburgo, con tantos ríos y canales que es conocida como la Venecia del Norte; Rostock, la antigua ciudad alemana que comparte un puerto con el complejo costero Warnemunde; Visby, una ciudad que lo dice todo de su herencia medieval; Mariehamn, la capital de las Islas Autónomas Åland con un gran pasado y presente marítimo; Kalmar, donde los visitantes aún podrán sentir la influencia de la liga de Hanseatic alemana; y los Patrimonios de la Humanidad de la UNESCO como Tallinn y el centro histórico de Riga.

Esta es sólo una muestra de las ciudades que han inspirado voyages for millenia, y muchos años por venir. Para más información, siga leyendo.

Copenhague, Ciudad de Agujas

La primera vista que el visitante tenga de Copenhague no será desde el mar sino desde el aire. Eso es porque Copenhague está donde la mayoría de cruceros al Báltico empiezan. Fundada en 1167 como una fortaleza para proteger el comercio del arenque, tan importante, Copenhague pone de relieve dos terminales de cruceros fundamentales, el muelle de Langelinie, situado a pocos metros del centro, y Terminal Freeport.

Al llegar o al irse de una de las terminales a través del canal de Kronloebet, los pasajeros del crucero tienen la oportunidad de admirar el contorno bajo de Copenhague. La presencia de tan sólo algunos edificios altos permiten a las agujas cobrizas de sus iglesias y torres de las construcciones históricas dominar el horizonte.

Gdynia, el Puerto Más Joven del Báltico

El joven puerto de Gdynia, fundado en 1922, fue el puerto más grande del Báltico hasta 1938. En esos años, Gdynia era un simple pueblo, pero el puerto ocasionó una ciudad, y es por eso que la ciudad forma un conjunto armonioso con el puerto. El centro de la ciudad cuenta con una ancha avenida que conduce a la bahía de Gdansk.

Los barcos atracan en el muelle de Franscuskie, de Polskie o de Pomorski. Los dos primeros están a aproximadamente 1,5 km del centro de la ciudad. El último está cerca de la zona ribereña, a la que los residentes de la ciudad se refieren como “El Cuadrado”. El área cuenta con los símbolos marítimos de Polonia más conocidos: Gdynia Aquarium, con vida marina y plantas de todo el mundo; y la Fragata “Dar Pomorza”, una fragata de tres mástiles de 1909; ORP Blyskawica, un destructor de la 2ª Guerra Mundial. Dentro de una distancia de 15 minutos andando, se encuentra una reserva natural.

Gotemburgo, la Puerta a la Aventura

Fundada en 1621 por el Rey Gustavo II Adolfo de Suecia, Gotemburgo está en la costa del Báltico y del Mar del Norte, lo que ha dado a la ciudad una importancia vital estratégica como entrada al mar. Hoy en día, Gotemburgo sigue siendo el principal puerto de barcos y pasajeros de Suecia y actúa como puerta a Europa y a Suecia.

A medida que el barco se aproxima a Gotemburgo, entrarás al archipiélago de Bohus y Gotemburgo. Quizás, te deslizarás por los faros pintorescos y unas ciudades costeras de un color rojizo por excelencia que están llenas de pequeñas islas rocosas. Pero sabrás que estás en Gotemburgo cuando hayas pasado por el puente de Älvborg con su paisaje de modernas agujas en los edificios y verás la Casa de Ópera de Gotemburgo con su distintiva forma de proa.

El paseo marítimo está situado convenientemente a tan sólo 1 km del centro de la ciudad con el transporte público del muelle, que significa que puedes empezar tu recorrido en Gotemburgo y Suecia cuando quieras.

Helsingborg/Elsinore, Hogar de Hamlet, Kronborg y Karnan

Un presente del Rey danés Canuto II de Dinamarca, Helsingborg fue fundada en 1085. Dominando el paisaje la torre de Karnan que data desde la Edad Media, en las costas se encuentra el hermoso Centro Cultural de Dunker. Grandes barcos atracan en el Puerto del Sur, menos de 3 km del centro de la ciudad, mientras que pequeños barcos pueden atracar cerca del centro.

Pasando el trecho de unos 4 km del estrecho (Oresund), los visitantes pueden ver Elsinore, la ciudad danesa que alberga el castillo de Hamlet. Elsinore fue fundada cuando reinaba el Rey Erik de Pomerania (1382-1459). Los barcos de cruceros son amarrados al Muelle del Rey al principio de una de las calles peatonales más antigua de Dinamarca. A poca distancia caminando te encontrarás con antiguas iglesias, un claustro medieval y las encantadoras casas de tiendas entramadas que llegan hasta el puerto.

Navegar hasta Elsinore te ofrece vistas espectaculares del Castillo de Kronborg, que se hizo famoso por Shakespeare como telón de fondo para su obra Hamlet.

Helsinki, Donde el Este se Encuentra Con el Oeste

Fundada en 1550 por el Rey sueco Gustavo, la ciudad de Helsinki se ha desarrollado en un puerto que compite por el comercio del Báltico con Tallin. La capital finlandesa se ha desenvuelto alrededor del puerto.

Situado en el centro de la ciudad, el Puerto del Sur es el lugar principal del tráfico de pasajeros de cruceros. Los barcos de cruceros atracan en Katajanokka u otros puertos a corta distancia del centro y de la plaza del Mercado Kauppatori, una manera colorida de empezar a descubrir Helsinki. Los grandes barcos llegan a la dársena de Hernesaari en el Puerto del Oeste, de donde salen autobuses de enlace que llevan a los pasajeros al centro en sólo 10 minutos.

Kalmar, Hacienda de Hanseatic

Una de las ciudades más antiguas de Suecia, las actividades en el puerto de Kalmar vienen desde hace más de 1000 años. En la Edad Media, el puerto jugó un papel importante con su situación estratégica en la ruta de comercio de Kalmarsund. El comercio con la liga Hanseatic ha sido robusto y ha imbuido Kalmar con una atmósfera germánica.

El Puerto de Kalmar está situado en una posición protegida, colindante con la ruta de barcos en el Estrecho de Kalmar. Al puerto se puede llegar tanto desde el norte como del sur. Por la parte norte, los pasajeros podrán ver el Castillo de Borgholm antes de pasar el puente de Öland, unos de los puentes más largos de Europa. Arrivando por el sur, el Castillo de Kalmar da la bienvenida a los pasajeros.

Los barcos de cruceros de pequeño y mediano tamaños pueden ser amarrados en un muelle cerca del centro de la ciudad, mientras que los más grandes echan sus anclas al sur del puerto mientras que los pasajeros hacen un transbordo. A pocos minutos andando, los pasajeros se encontrarán con tiendas y cafés. También caminar hasta la Ciudad Antigua, el Castillo Kalmar y el parque de la ciudad se hace en sólo unos 10 minutos.

Karlskrona, Ciudad Marina

Fundada en 1680 como la base naval primaria de Suecia, Karlskrona está rodeada de islas. Los barcos entran en un archipiélago precioso y una serie de fortalezas en la ruta al puerto de Karlskrona.

Los barcos que atracan en el centro de la ciudad, dejan a los pasajeros a unos 5 minutos a pie de las atracciones. No obstante, la mayoría de los barcos tienen que echar el ancla y los pasajeros de los cruceros disfrutan de un corto transbordo hasta el Museo Naval, a 5 minutos a pie del centro de la ciudad.

Klaipeda, Puerto Importante

Klaipeda no fue unida con Lithuania hasta el año 1923, y entonces estuvo cerrado para turistas durante los 50 años de gobierno soviético que siguió a la Segunda Guerra Mundial. Hoy en día, siendo el único puerto lituano, Klaipeda mantiene una posición de gran importancia para la economía de Lituania y sus conexiones con el resto del mundo.

Los cruceros que llegan a Klaipeda avistan no sólo la entrada del puerto reconstruida, sino también el parque nacional Curonian Spit, un sitio de Patrimonio Mundial de la UNESCO. Entrando en el mismo puerto, los pasajeros ven el Museo Marítimo lituano, el único museo de este tipo en los Estados Bálticos.

El terminal de cruceros (construido en 2003) está situado cerca de un castillo urbano medieval en el centro histórico de la ciudad. Un puente rotativo, construido en 1855 con armadura de hierro revertido, columnas de hierro colado y un mecanismo manual de rotación, permite entrar en Klaipeda.

Malmö, donde Suecia conecta con Dinamarca

Mencionada por primera vez alrededor de 1260, Malmö se convirtió en una ciudad en el Siglo XIV y llegó a ser una ciudad rica por el negocio del arenque con ciudades Hanseatic. Ahora negocia primordialmente con sus vecinos al otro lado del estrecho, además de internacionalmente.

El puerto Copenhague-Malmö es una alianza transfronteriza única. Por primera vez en la historia, dos puertos de dos países distintos se han unido en una empresa, una organización y una entidad legal.

El puerto de Copenhague-Malmö está situado en Oresund a la entrada del Mar Báltico. Los barcos entran a Malmö desde el sur mediante “Flinterenden”, llegando desde el Báltico/Rusia o desde el norte de Copenhague, Noruega o el canal de Kiel. Barcos más pequeños atracan tan cerca que se puede ir andando al centro de la ciudad. En la entrada del puerto, los barcos pasan el espectacular Torso Giratorio, el edificio más alto de Suecia, diseñado por Santiago Calatrava.

Mariehamn, Capital de 6.500 Islas

Yendo en crucero por las miles de islas que constituyen el archipiélago Åland es una experiencia sobrecogedora. Las islas con sus rocas rojas de granito liso y suave, tal y como se formó durante la Edad del Hielo, el mar azul y las noches de verano interminables combinan para convertirlo en antídoto prístino a las grandes ciudades bulliciosas. El barco crucero atraca en Mariehamn, la capital de las islas autónomas de Åland, una región de Finlandia pero con pasado sueco y ruso. Mariehamn fue nombrado por la mujer Maria Alexandrovna del zar Alexander II, y el nombre significa Puerto de María.

Mariehamn es una ciudad agradable y pintoresca de sólo 11.000 habitantes. Todo está cerca, tardas menos de 20 minutos en ir desde el puerto oeste hasta el puerto este. A lo largo del camino pasarás por restaurantes, curiosas casas de madera, tiendas de artesanía y galerías, además de lugares de interés turístico como el Museo de Ship Pommern, el único XXX de cuatro mástiles que todavía mantiene su condición original y que hoy en día es un testimonio de las impresionantes tradiciones marineras de Mariehamn. El Museo Marítimo de Åland mundialmente famoso es otra visita obligada como también es el Museo de Åland, que cuenta la historia de las islas y sus gentes.

Oslo, Fiordos y Fortalezas

Fundada en el año 1000, Oslo siempre ha sido un puerto protegido. La capital de Noruega está situada en el corazón de Escandinavia y a la cabeza del fiordo de Oslo de 107 kilómetros. Los barcos tardan aproximadamente 4 horas desde la entrada del fiordo hasta el centro de la ciudad, navegando por tierra cultivada, dominada por colinas verdes y pequeñas casas.

Dominando el puerto está la Fortaleza Akershus, un castillo medieval y la residencia real construida en 1299. El puerto de los cruceros está al lado de la fortaleza medieval y el Ayuntamiento, a lo largo de una orilla preciosa con tiendas, restaurantes y atracciones.

Riga, Ruta entre los Mares

Cruzados y comerciantes alemanes llegaron en barco a la zona que llegaría a ser Riga en 1210. Desde entonces, el comercio prosperó y Riga llegó a ser un puerto mayor. Dominando la línea del horizonte están las agujas de las iglesias y la torre de edificios llamada Sun Stone en la orilla del Río Daugava, la parte más antigua de una ruta comercial internacional entre el Báltico y el Mar Negro.

El puente Vanshu conecta las dos orillas del río, y detrás del puente está el Castillo Riga. La mayoría de los cruceros atracan en el centro de la ciudad, a unos 10 minutos a pie de la ciudad antigua.

Rostock, Puerto con complejo costero se reúne con la Ciudad Antigua

Fundado en 1218, se llega a la ciudad Hanseatic Rostock desde el complejo costero Warnemunde, donde la mayoría de los barcos atracan. Warnemunde fue famosa por sus baños y spas en el siglo XX. Los barcos pasan un faro y anchas playas arenosas para llegar al puerto, donde en 1860, la flota más grande de buques de vela del Báltico.

Aunque el puerto y la ciudad se aúnan, Rostock está a unos 9 kilómetros del puerto. El tránsito a la ciudad oscila entre unos 20 minutos (por tierra) ó 40 minutos (en barco). Rostock tiene una de las primeras universidades de Europa, una muralla e iglesias góticas, mientras Warnemunde ofrece restaurantes, cafés, bares y tiendas, todo a poca distancia de los muelles.

San Petersburgo, Venecia del Norte

Fundada por Pedro el Grande en 1703, San Petersburgo está situada en la boca del Río Neva. La ciudad llegó a ser uno de los puertos de cruceros más grandes de Rusia y la única entrada del país al Mar Báltico, la razón por la que San Petersburgo es llamada la Capital Marina de Rusia. La ciudad está caracterizada por tantos ríos y canales que San Petersburgo a menudo es llamada la Venecia del Norte.

Barcos, fortalezas, catedrales, palacios y otras atracciones en el tránsito al amarradero en el centro de la ciudad.

Estocolmo, la Ciudad que Flota en el Agua

Fundada en 1200, Estocolmo inicialmente fue un destino portuario. Construido encima de 14 islas, la capital de Suecia muchas veces es llamada “Ciudad que flota en el agua”. El mar báltico confluye con el lago Malaren en la Ciudad Antigua de Estocolmo, haciendo que la ciudad no sólo se extiende hasta el campo sueco pero también al resto del mundo mediante el mar. La vía fluvial siempre ha servido como una ruta importante de transporte hasta y desde la ciudad.

El viaje al centro de la ciudad de Estocolmo empieza casi 75 kilómetros al este, en la punta de un precioso archipiélago comprendido por 24.000 islas. Muchas de las islas están sin habitar, afloramientos rocosos habitados sólo por aves. Otros tienes pintorescas casas suecas en rojo y blanco.

Una vez atracados en una de las varias localidades de Estocolmo, los pasajeros de los cruceros encuentran fácilmente el camino a la Ciudad Antigua de Estocolmo y las otras atracciones de la ciudad. Los barcos demasiado grandes para navegar hasta el archipiélago deben atracar a una hora en autobús.

Tallinn, Patrimonio Mundial de la UNESCO

Los primeros colonos estuvieron en la región alrededor de Tallin hace más de 3.500 años, y en 1154, un geógrafo árabe marcó Tallinn en el mapa mundial. Un miembro de la Liga Hanseatic desde 1285, Tallinn estuvo entre las ciudades comerciales Hanseatic más importantes, junto con Lübeck, Visby y Riga. Pieles de lujo, cera y miel desde Rusia fueron enviadas hacia el oeste por el puerto de Tallinn, mientras la sal de Portugal y tejidos de lana de Inglaterra y Flandes pasaron por Tallinn en su ruta hacia el este.

Los barcos crucero abordan Tallinn pasando por la muralla, agujas de las iglesias y los tejados rojos de la Ciudad Antigua, un patrimonio mundial de la UNESCO. El mismo paisaje urbano básico fue visto por los marineros hace siglos. Los barcos típicamente atracan cerca del centro de la ciudad.

Turku, Capital Antigua de Finlandia y Ciudad Más Antigua

Fundada en 1229 (o por lo menos es la fecha que documentos mencionan un mercado en esta parte de Finlandia, Turku, de hecho, se traduce como “mercado”). Se dirige hacia Turku por un archipiélago de 40.000 islas e islotes antes de pasar el parque natural Ruissalo en la ruta hacia el puerto.

A menos de 3 kilómetros del centro de la ciudad, el puerto ofrece un transbordo para los pasajeros de los cruceros hasta el centro de la ciudad, o los pasajeros pueden andar a lo largo del paseo marítimo hasta el centro.

Visby, Ciudad Hanseatic Medieval

Una comunidad vikinga existió una vez en la ciudad que llegó a ser Visby en 1203. Se acercó al puerto sueco entre dos rompeolas. Los barcos cruceros pasan por el puerto de ferries y después por el puerto interior cerca del centro de la ciudad, igual que la muralla y sus torres, hogares antiguos en una ladera, y la Catedral de Visby. Los barcos atracan a unos minutos a pie del centro de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *