Sierra de Gredos

Un recorrido por la Sierra de Gredos

La Sierra de Gredos es un macizo montañoso que forma parte del Sistema Central y que se extiende por las provincias de Ávila, Cáceres, Madrid y Toledo. La zona de dicha sierra que se sitúa dentro de la provincia de Ávila está declarada Parque Regional.

El territorio ocupado por el parque destaca por su paisaje, que la erosión ha ido modelando caprichosamente a lo largo de los siglos, así como por su gran cantidad de gargantas, lagunas, circos, riscos y picos agudos, que conforman un escenario agreste y de gran belleza.

Entre los espacios más sobresalientes que podemos ver en el parque uno de ellos es la Laguna Grande, de origen glaciar y aguas transparentes, ubicada a 2.000 metros de altitud sobre el nivel del mar y en la que vierte sus aguas el río Tormes. Debido a las bajas temperaturas de la zona, en invierno se encuentra helada. Junto a ella se encuentra la Charca Esmeralda, y el lugar se caracteriza también por las impresionantes vistas que ofrece de la comarca.

Para subir a la Laguna se parte de la que se conoce como Plataforma de Gredos, y por el camino podremos disfrutar también de bellos parajes que iremos encontrando, como el Prado de las Pozas, la Fuente de los Cavadores, los Barrerones o la Cuerda del Cuento.

Otro de sus más atractivos paisajes lo constituye su circo, conocido con el nombre de la Hoya de la Laguna, o su valle glaciar, llamado la Garganta de Gredos.

El parque es de gran valor en cuanto a su flora, que va cambiando a medida que se asciende, hasta llegar a la vegetación alpina, entre la cual se han encontrado varias especies endémicas. Asimismo, también se han encontrado especies endémicas entre su fauna, como la cabra  montesa, la salamandra del Almanzor o el sapo común.

Dentro del Parque Regional quedan englobadas un gran número de localidades, también muy aconsejables de visitar, algunas de gran belleza y con un extenso patrimonio. Así, podemos acercarnos hasta el municipio de Candeleda, donde veremos el Castro del Raso, desde el que, además, tendremos una buena vista del Pico Almanzor,  la máxima altura de la Sierra de Gredos. En la localidad podremos visitar también el Santuario de la Virgen de Chilla, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción o la Ermita de San Blas.

La gastronomía de la comarca, parecida a la del resto de la provincia, está compuesta por platos fuertes, como acostumbra a pasar en las zonas con inviernos fríos, en los que tienen mucho peso las carnes de ganadería y de caza, combinadas con las verduras y hortalizas de sus huertas, así como los embutidos derivados del cerdo. También abundan los peces extraídos de sus ríos, como  las truchas, y productos directos de la tierra como las setas.

De entre sus platos citaremos la sopa de ajo castellana, las patatas revolconas, el cochinillo asado y la ternera abulense, sin olvidarnos de los guisos hechos con las famosas judías de la localidad de El Barco de Ávila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *