Posted By viajeeuropa
La Marina Alta de Alicante

Que ver en la Marina alta de Alicante

Mar y cielo de Alicante

Sinuoso y sorprendente. Así es uno de los tramos más bellos del levante español, al norte de Alicante, entre Denia y Calpe. Esta franja marítima, conocida como Marina Alta, está repleta de playas de arena fina, recoletas calas y pueblos de interior de influencia morisca.

Nuestro itinerario parte de Denia, que está coronada por un castillo árabe (96 642 06 56. De 10 a 13.30 h y de 17 a 20.30 h) al que se accede por las escaleras que nacen del Ayuntamiento. La capital de la comarca es la entrada a la Costa Blanca y las Baleares, y su puerto, la espina dorsal de la ciudad. De día, por el trasiego de barcos y catamaranes que recorren la costa. De noche, por los restaurantes y terrazas chill-out del muelle. ¿Los más concurridos? El Buda Bar, el 2 lunas y el impactante Zensa, con piscina y camas desde las que ver el ocaso sobre el mar.

Entre dos cabos

Sus playasLes DevesesLes MarinesPunta Roset– hacen de Denia un idílico lugar al abrigo del Montgó, declarado Parque Natural. El macizo mide 753 m y discurre junto a la costa, entre Denia y Jávea, hasta el cabo de San Antonio. Para descubrirlo, acércate a la Oficina de Turismo de Denia (Pza. Oculista Buigues, 9. 96 642 23 67) y apúntate a alguna de sus rutas por el parque (96 642 32 05). Desde el Montgó se ven acantilados de vértigo y, en días claros, hasta Ibiza.

El cabo de San Antonio se asoma al Mediterráneo como una avanzada pétrea desde la que se atisba la ensenada de Jávea, con su Club Náutico y su concurrida playa del Arenal. Aunque aquí no todo es relax. Su casco antiguo es una sucesión de casas de rejas y balcones en piedra que merece un paseo.

La iglesia-fortaleza de San Bartolomé, de estilo gótico isabelino, recuerda un pasado de luchas contra piratas que puedes recordar mirando su portada desde el bar Temptacions o escudriñando el mar desde la divertida y sofisticada terraza del Moskito, en la playa de Muntanyar. O dejando pasar el tiempo en la idílica cala de Portitxol, frente a la isla del mismo nombre. Las lanchas para alcanzar este islote zarpan del canal de la Fontana, junto al Parador de Jávea.

Si buscas artesanía, en Gata de Gorgos encontrarás muebles, sombreros, bolsos, capazos… Están fabricados con mimbre, junco, médula, palmito o esparto, y suelen exhibirse en la calle, recostados contra la pared, como si fueran auténticas obras de arte.

Al oriente de oriente

Densos pinares nos conducen ahora al cabo de la Nao, el punto más oriental de la Comunidad Valenciana. Su silueta, sus vistas y su faro, elevado a 120 m sobre el acantilado, impresionan.

En el camino a Moraira encontrarás la playa nudista de Ambolo y las calas más coquetas de la Marina Alta: la Granadella, con dos restaurantes –Sur y Rosita– de cocina mediterránea, y la del Moraig, de agua transparente, como aislada del mundo, con chiringuito incluido, el CalaMar.

También está la preciosa Cueva de los Arcos, una de las cavidades marinas más importantes de la costa alicantina. La cueva y la cala pertenecen al término municipal del Poble Nou de Benitachell, famoso por su litoral de abruptos y escarpados acantilados, que llegan a alcanzar más de 100 m de altura. Obtendrás una panorámica de la zona yendo hacia la urbanización Cumbre del Sol, donde se inicia el ascenso al mirador del Puig Llorensa.

Sobre el peñón de ifach

La torre de Moraira, con su curiosa planta recta y semicircular, y su museo sobre la piratería, es la última parada antes de Calpe. En esta última, la construcción masiva no eclipsa la belleza de sus dos grandes tesoros naturales: un saladar habitado por flamencos y el Peñón de Ifach, Parque Natural de 1 km de largo y 332 m de altitud que se puede recorrer a pie.

Puedes elegir entre el camino que se adentra en el mar o el que lleva a la cima. En este último, nada más comenzar la ascensión verás el Centro de Interpretación del Parque (96 597 20 15), donde te recomendarán el mejor trayecto. La panorámica desde su cumbre es impresionante: el mejor recuerdo posible de esta Marina Alta.

La Cueva de las Calaveras y la Cueva Tallada

Uno de los enclaves más visitados de Denia es la Cueva Tallada, una oquedad, hecha por el hombre, que une las entrañas de la montaña con el mar.

En Benidoleig, puedes ver otra joya de la Marina Alta: la Cueva de las Calaveras (Ctra. Benidoleig-Pedreguer, Km 5. 96 640 42 35. De 9 a 20 h.). Este conjunto de estalactitas, estalagmitas y cúpulas de 20 m de alto dan forma y encanto a la cavidad, de 300 metros y con 60 millones de años de antigüedad.

Con vistas

El pasado enero, en Les Rotes, se inauguró un restaurante acristalado con vistas al mar: Ca Nano (Ctra. Barranco del Moño, 140. 96 643 09 05). El local, con decoración moderna, brinda platos de la tierra, como cocas caseras , paella de verduras y carne, arroz meloso con rape y gambas y una delicatessen: patas de pulpo seco, recién pescado y secado con la brisa marina, que se arrima a la llama y se trocea después .

DÓNDE COMER

Restaurante Buenavista. Este local acristalado está en el hotel del mismo nombre. Jordi, el chef, elabora platos como pimientos escalibados con bacalao ahumado y aceite de albahaca, y pan de calabaza, de centeno y miel…

Restaurante Sur
 (Avda. Tío Catalá, 35. 96 577 16 12), en Jávea. La familia Estalrich lleva 50 años al frente de este coqueto restaurante, en la playa de Granadella. Prueba su sepia, sardinas y gambas –pescadas por ellos mismos– y platos como el mousse de uvas de moscatel y el pastel de puerros con salsa de roquefort y tiramisú.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *