Museos de Roma

Centrale Montemartini

Algunos de los museos mas TOP de Roma

Los Museos Capitolinos (Musei Capitolini) son un conjunto de museos de arte y arqueología situados en la ciudad de Roma, que albergan una vasta e importantísima colección de obras de arte y piezas arqueológicas, en su mayoría de temática romana. Los Museos Capitolinos están considerados como de los más antiguos del mundo y sus colecciones comprenden desde históricas estatuas en mármol y bronce, una importante pinacoteca con diversas obras maestras, mosaicos y piezas de alfarería, una variada colección de monedas, medallas y joyas antiguas, todas piezas y objetos provenientes de Roma y la región del Lazio.

Centrale Montemartini, el singular museo en el centro de Roma

Situados en la cima de la Colina Capitolina, las colecciones de los Museos Capitolinos se hallan exhibidos en dos predios, el Palacio de los Conservadores y el Palacio Nuevo, ambos junto al Palacio Senatorio y todos enfrentados hacia la monumental plaza del Capitolio, una plaza trapezoidal diseñada por el maestro Michelangelo Buonarroti en 1536 y que fue ejecutada a lo largo de cuatro siglos. Los edificios de los museos se encuentran interconectados por una galería subterránea que alberga Galería Lapidaria y que conduce al ‘Tabularium’, cuyos arcos monumentales se asoman al antiguo Foro Romano. Este importante museo municipal de Roma recibe anualmente aproximadamente medio millón de visitantes.

La Centrale Montemartini es una antigua central térmica de la ciudad de Roma, construida durante la primera mitad del siglo XX que fue desafectada de su uso en 1963 y que posteriormente, en 1997, fue reconvertida en un museo arqueológico. En la actualidad, el denominado Centro de Arte Montemartini, alberga cerca de cuatrocientas estatuas romanas y esculturas griegas, que son parte de la colección de los Museos Capitolinos, y también diversas obras que fueron recuperadas de los vastos depósitos municipales de Roma.

Este museo romano alberga una considerable colección de esculturas de la antigüedad clásica que fueron halladas durante diversas exploraciones realizadas en la capital italiana entre finales del siglo XIX y durante las primeras décadas del siglo XX.

En una extraordinaria ambientación industrial, este museo reconstruye diversos conjuntos monumentales antiguos y a la vez describe el desarrollo de Roma desde el periodo republicano hasta la época tardío imperial, con diversas obras como el monumental mosaico que contiene escenas de caza procedente de Santa Bibiana. La colección de este museo se presenta en tres espacios: la Sala de las columnas, dedicada a la Roma republicana, la Sala de Maquinas que presenta los grandes conjuntos monumentales y la Sala de las Calderas, que alberga obras provenientes de jardines y residencias imperiales.

Museo Etrusco

El Museo Nacional Etrusco (Museo Nazionale Etrusco di Villa Giulia) es un reconocido museo de la ciudad de Roma (Italia) dedicado principalmente a la civilización etrusca y en parte también a la falisca. Este museo es uno de los más importantes del mundo dedicados a la preservación y exhibición del arte de la civilización etrusca. Este museo se encuentra en el barrio romano de Pinciano y ocupa una antigua mansión llamada Villa Giulia desde principios del siglo XX.

Este museo fue fundado originalmente en 1889 como un anexo del Museo Nacional Romano, con el objetivo de conservar los tesoros arqueológicos de las civilizaciones prerromanas de las antiguas regiones italianas del Lazio, Etruria meridional y de la Umbria, en las que habitaron los etruscos y faliscos.

La vasta colección del Museo Etrusco de Roma posee numerosos tesoros entre los que destacan las piezas de bronce halladas en las tumbas de Bisenzio, las esculturas de Veyes (grupo de Apolo y Heracles de terracota, estatua de Apolo y de su madre Latona, obras probablemente de Vulca). Sin dudas la más relevante de todas sus piezas es el maravilloso ‘Sarcófago de los Esposos’ (Sarcofago degli Sposi), de finales del siglo VI a.C., una de las obras maestras de la escultura etrusca en terracota.

Museo Nacional Romano

El Museo Nacional Romano (Museo Nazionale Romano) es uno de los complejos museísticos arqueológicos más importantes del mundo y se compone de una red de cuatro museos en diferentes puntos de la ciudad de Roma. Este museo fue fundado en el año 1889 e inaugurado al público en 1890, luego de la Unificación Italiana, con el objetivo de consolidar y reunir los tesoros arqueológicos que hasta el momento se encontraban dispersos en diferentes instituciones en diversos puntos de Italia.

Estos objetos arqueológicos datan del periodo entre los siglos V a.C. y el siglo III, y fueron inicialmente expuestas en la sede de las antiguas Termas de Diocleciano, pero la progresiva expansión de su colección, sumada a la necesidad urgente de la restauración de las Termas, generó en la década de 1990 que su repertorio fue dividido y distribuido en varias sedes, que actualmente además de las Termas de Diocleciano (sede principal), también incluyen el Palazzo Massimo, el Palazzo Altemps y la Cripta Balbi.

La primera colección de este museo romano se formó con las colecciones arqueológicas procedentes del Museo Kircheriano, y también de las diversas piezas y objetos que se fueron descubriendo durante la transformación urbanística que sufrió Roma al convertirse en la nueva capital del nuevo Reino de Italia a partir de las segunda mitad del siglo XIX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *