Que ver en Lyon

Lyon que ver y hacer

Moda, gastronomía y marcha son las claves de Lyon

Pasarela sobre el río Saona.

Antes de echarte a andar, ten en en cuenta que Lyon es la segunda ciudad más grande de Francia. El centro está formado por los barrios de la Presqu’île (península), entre los ríos Saona y Ródano; el casco viejo, o Vieux Lyon, en la orilla occidental del Saona; y al norte de la Presqu’île, la Croix Rousse, antiguo barrio de tejedores.

Para moverte por la ciudad, lo mejor es que compres la Lyon City Card. Con ella podrás utilizar libremente la red de metro, autobuses y tranvías, y tendrás acceso a los más prestigiosos museos de Lyon, a visitas guiadas a pie o en barco (de abril a octubre), etc.

Para empezar date una vuelta por el casco antiguo: está considerado como el conjunto gótico y renacentista más bello de Francia. Desde la Presqu’île puedes acceder al Vieux Lyon por uno de los tres puentes petonales que hay sobre el río Saona. Pasea por los alrededores de la plaza St-Paul y verás preciosas fachadas renacentistas (por la noche están iluminadas y el barrio está muy animado). En esta parte de la ciudad puedes ver también dos teatros romanos  y el museo de la Civilisation Gallo-Romaine (17, rue de Cléberg). Otra de las atracciones de la ciudad son los 25 muros pintados que ilustran la obra del arquitecto urbanista Tony Garnier. Los verás en el barrio de los Etats-Unis. En la zona moderna, pasea por el parque de la Tête d’Or, con su lago y sus árboles centenarios. Este jardín de 117 hectáreas es el pulmón de la ciudad. Posee una de las rosaledas más bonitas de Francia. Al lado se encuentra la moderna Ciudad Internacional, un centro de congresos diseñado por el arquitecto italiano Renzo Piano y el MAC (Museo de Arte Contemporáneo).

Todo moda en Lyon

Los fashion victims llegan a Lyon con su biblia particular en la mano: se llama Fashion Shopping (puedes comprarla en la oficina de turismo). El punto de partida de este tour es la Presqu’île. Jóvenes creadores y bares trendy se han adueñado de este barrio multifacético que está en plena efervescencia.

De la plaza Bellecour a la des Jacobins se extiende el Carré d’Or, la zona más chic y más cara de la ciudad. En este perímetro, el creador Garbis Devar (4, rue Gaspard-André), modista estrella de la alta sociedad, abrió su tienda en 1992.  Su colección de cueros, muy apreciada por las estrellas del rock (David Bowie es uno de sus clientes), está expuesta en un decorado inspirado en 20.000 leguas de viaje submarino. Un poco más lejos, encontrarás otra de las tiendas más modernas de Lyon, la de la diseñadora Nathalie Chaize (6, rue Gasparin). La boutique tiene 100 m2 repartidos en dos niveles, y muestra una colección de prêt-à-porter ultra femenina en un decorado moderno que está animado por una gran pantalla donde se proyectan las nuevas colecciones. En la encantadora plaza des Célestins echa un vistazo en el periscopio para apreciar el sorprendente parking en forma de espiral creado por Daniel Buren y Michel Targe.

La Presqu’île norte, de la plaza des Jacobins a la de Terraux, invita a un recorrido más ecléctico. Tómate un café en los muelles Saint-Antoine por la mañana, cuando hay mercado (diario, excepto lunes), cuando los grandes chefs como Paul Bocuse y Lacombe van a comprar productos frescos. Cerca de la plaza de los Jacobinos, el pasadizo del Argue, del siglo XIX, se apunta al ritmo creativo del barrio.

De la creatividad da testimonio también la rue des Quatre-Chapeaux. En el número 1, la ex-pesentadora de televisión francesa Cécile Simeone tiene una boutique con sus marcas preferidas, como Antik Batik o Isabelle Marrant. En el número 3, los diseñadores Vincent y Luna Keloglanian acaban de abrir un precioso espacio de tres niveles que incluye moda, diseño y cosmética para crear tu propio estilo. Tómate un descanso en la plaza Francisque Régaud, en el café des Négociants, conocido por su confortable decorado que data de 1864 y frecuentado por la gente guapa.

Copas, música y gente guapa

Otro itinerario es un paseo al pie de la Croix-Rousse, donde florecen los talleres-boutiques. Abandonado por los trabajadores de la seda, el antiguo barrio de Canuts se ha vuelto el cuartel general de los jóvenes talentos del mundo de la moda. En el Passage Thiaffait encontrarás las últimas creaciones realizadas por los artistas más vanguardistas, agrupados en el Village des créateurs, verdadera cantera de talentos conocidos por el boca a boca, que producen originales piezas únicas o pequeñas series.

La plaza de Terreaux constituye el centro neurálgico del barrio. Enfrente de las terrazas de sus cafés se encuentra el museo de Beaux Arts (20, place des Terreaux. % 04 72 10 17 40), al que se accede por el antiguo claustro transformado en un bonito jardín. El centro expone una prestigiosa colección de obras de arte que van desde el antiguo Egipto al arte moderno.

Si prefieres un lugar más tranquilo, date una vuelta por la plaza Sathonay. El mejor momento es por la mañana, con los primeros rayos de sol, cuando los cafés instalan sus terrazas y los jugadores de bolos inician sus partidas a la sombra de los plataneros. Más al sur se encuentra el barrio de Auguste Comte, lleno de anticuarios y galerías de arte. En él las tiendas de diseño cohabitan con venerables instituciones como la casa Germain (11, rue Auguste Comte), la boutique textil de Lyon desde 1840. En los números 30 y 34 de la calle de la Charité, encontrarás dos bellos palacetes representativos del patrimonio arquitectónico de la ciudad y donde hoy se encuentran el museo des Tissus y el de Arts Décoratifs (04 78 38 42 00), donde podrás hacer un bonito recorrido por la historia de la seda a través de sus colecciones de Oriente y Occidente y ver la evolución del decorado textil desde el siglo XVII. Abre todos los días, menos los lunes y festivos.

Un barrio con vistas

Lyon también tiene su lado bohemio: el barrio de la Croix-Rousse. Se levanta en la cima de la colina y lejos de la agitación de la Presqu’île, donde cultiva su calurosa personalidad hasta el punto de que sus habitantes lo llaman “el pueblo dentro de la ciudad”. Se accede con el trolebus nº 6, desde el que podrás admirar bonitas vistas. Llegarás a la plaza de la Croix-Rousse, muy animada por las mañanas por un mercado muy popular. Te aconsejamos una parada en el café Chantecler. Desde la esplanada de la Grand’Côte disfrutarás de una de las mejores vistas de Lyon antes de dar una vuelta por la plaza Colbert, muy bucólica. En las pendientes verás las casas de los Canuts, reconocibles por sus grandes ventanas sin postigos y la altura de sus techos.

La tradición de los Bouchons

Es impensable ir a Lyon y no comer en un bouchon, taberna típica que en resto de Francia se conoce como brasserie. El precio medio de una comida oscila alrededor de los 30 E. Estos son los que hemos seleccionado:

Au Petit Bouchon. Chez Georges. 8, rue du Garet.
Le Restaurant du Jura. 25, rue Tupin.
Chez Abel. 25, rue Guynemer.
Chez Hugon. 12, rue Pizay.
Chez Marcelle. 71, cours Vitton.
Daniel et Denise. 156, rue de Créqui.
Le Garet. 7, rue du Garet.
Le Mercière. 56, rue Mercière.
La Meunière. 11, rue Neuve.
La Tassée. 20, rue de la Charité.
Le Vivarais. 1, place du Dr. Gailleton.
Le Café des Fédérations. 8-10, rue du Major-Martin.

Copas y música en Lyon

First (13-14, place Jules-Ferry. 04 37 24 19 46) es la discoteca más de moda de Lyon, con un decorado muy moderno, pantalla gigante… Abre de jueves a sábado, a partir de las 23 h.

El Bistrot de la Pecherie (1, rue de la Plâtière. 04 78 28 26 25) es un local muy animado para tomar una copa. Está siempre lleno de gente y tiene una agradable terraza. También ofrece un menú a 14,50 €.

Grand Café des Négociants (1, place Francisque-Régaud. 04 78 42 50 05). Lugar de cita de la gente guapa de Lyon. Abierto desde 1864, fue lugar de encuentro de mercaderes y comerciantes de diamantes. La terraza se llena desde los primeros rayos de sol.

Café Chantecler (151, boulevard de la Croix-Rousse. 04 78 28 13 69). Muy de moda desde hace casi diez años, lo frecuenta una clientela muy ecléctica: familias, jóvenes, estudiantes… Tiene una gran oferta en cervezas de temporada (a partir de 2,50 €) de elaboración propia .

Donde comer en Lyon

  • Entre los más asequibles están L’Hostel (2, place de l’Hôpital.  ). Restaurante de ambiente relajado en un decorado de estilo Napoleón III, con una cocina basada en productos frescos.
  • Les Muses de l’Opéra (1, place de la Comédie. ). Desde este restaurante, situado encima de la Ópera de Lyon, podrás disfrutar de una vista panorámica de la ciudad. Ofrece una cocina de fusión en un decorado minimalista.

    L’Etage 
    (4, place des Terreaux) está situado en un piso, y funciona sobre todo por el boca a boca. Ofrece una vista única de la plaza de Terreaux.
  • Le Passage (8, rue du Plâtre. ) tiene un decorado barroco al estilo de un antiguo teatro italiano. Lo suelen frecuentar personalidades del mundo del cine.
  • Para darte un capricho puedes reservar en alguno de estos restaurantes famosos: 
  • Paul Bocuse (Auberge du Pont-de-Collonges. 69660 Collonges-au-Mont-d’Or. ). Este prestigioso chef propone clásicos que se renuevan, como la sopa con trufas, el pastel de lubina, la crema fría de coles, las colas de cangrejos a la marinera…
  • Léon de Lyon (1, rue Pleney.) ofrece cocina típica de la región y a la vez moderna. Restaurante fiel a la tradición pero ligeramente renovado.
  • Pierre Orsi (3, place Kléber.). Cocina tradicional servida en un elegante decorado.
  • La Rotonde (200, avenue du Casino. 69890 La Tourde-Salvagny. ). Es uno de los mejores restaurantes de Lyon y ofrece una cocina moderna y mediterránea.
  • Les Terrasses de Lyon (Villa Florentine. 25, montée de Saint-Barthélémy. ). Cocina fresca y ligera a base de aceite de oliva.

    De compras por Lyon

    En Bobine Moi (Village des créateurs. Passage Thiaffait. 19, rue Renée-Leynaud). La colección de Nadège Cezette, estilista, es el fruto de su unión con Guillaume Nicolaou, pintor y escultor. Su pasión se traduce por la creación de pequeñas series y piezas únicas muy codiciadas por la gente guapa. Asistis (3, rue des 4-Chapeaux). Un espacio 300 m2 lleno de moda, diseño, cosmética…

    Tiene un original bar de aguas minerales y sushis en el sótano. Emmanuel Dumalle (Village de los creadores. Passage Thiaffait. 19, rue Renée-Leynaud). En esta tienda encontrarás prêt-à-porter femenino de alta gama y piezas únicas. Simone (1, rue des 4-Chapeaux) tiene un gran abanico de modelos de prestigiosos creadores. Sophie Guyot (8, rue Saint-Polycarpe), en el barrio de la seda, es la reina del plisado y el tinte. Crea tejidos de alta gama y objetos textiles de seda y otras fibras naturales. H. Isle (5, place Fernand-Rey). El creador Hervé Isle de Beauchaine recupera con éxito piezas industriales y las transforma en originales lámparas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *