Un paseo en barco desde Puerto Marina, en Benalmádena

¡Todos a bordo! Paseo en barco por la Costa del Sol

Puerto Marina, principal atractivo turístico de Benálmadena-Costa, es un moderno puerto deportivo que permite el atraque de embarcaciones de pequeño y mediano calado. Sus edificios y viviendas respetan, tanto en las formas como en los colores, la estética mediterránea. Un marco ideal para pasear con tranquilidad cerca del mar, junto a las playas de Benalmádena y Torremolinos.

En el puerto destaca su suntuosa arquitectura de líneas rectas y curvas. El blanco rescata el sentido andaluz para unas construcciones realizadas con todo lujo de detalles y elevadas sobre el agua. A simple vista, parecen auténticas islas en medio del mar.

Comprar en sus galerías en torno al muelle, cenar en sus variados restaurantes, bailar en sus discotecas o descansar en sus terrazas de verano mientras se contempla la entrada y salida de los barcos por la bocana son  placeres esenciales para disfrutar de los servicios y ventajas de Puerto Marina. La calidad y el buen gusto se funden para satisfacer las exigencias más selectas de sus clientes.

Una de las ofertas más interesantes que pueden realizar desde el puerto deportivo es un pequeño crucero por toda la bahía. Variadas embarcaciones de vela y motor ofrecen cortos recorridos para comprobar la placidez de las costas mediterráneas, descubrir su belleza y pasar un buen rato de descanso, e incluso darse un chapuzón si apetece, mientras los delfines saltan alrededor.

A ambos lados del puerto se extienden playas arenosas donde, además de bañarse, es posible disfrutar de excelentes instalaciones permanentes de voley y fútbol playa, alquilar cayaks o participar en múltiples actividades naúticas. Todo el paseo marítimo está jalonado de restaurantes, pizzerías, heladerías, pubs… y los populares chiringuitos al pie de la playa.

Una de las zonas próximas imprescindibles a visitar es la Playa de La Carihuela de Torremolinos, primitivo barrio de pescadores y hoy conjunto de atractivas propuestas para degustar las deliciosas frituras de pescado, típicas malagueñas, ir de compras o tomar un helado.

Otras actividades para los peques

Puerto Marina cuenta con otras opciones de ocio para los más pequeños como el minigolf que reproduce un barco pirata o el espectacular acuario Sea-Life, que contiene, en sus distintas salas que repoducen sus hábitats, un gran número de especies marinas.

Un viaje al fondo del mar con los pies en la tierra, donde es posible conocer sus profundidades y descubrir sus animales más conocidos. De esta forma, el Sea-Life pretende acercar la realidad que se oculta bajo el agua a quienes vivimos fuera de ella, con una clara finalidad conservacionista.

Las visitas tienen un claro objetivo didáctico. Un guía facilita información en tono pedagógico sobre los peces y plantas submarinas del Sea-Life, contestando las preguntas de los propios visitantes. Para ver con detenimiento este inmenso acuario es necesario permanecer en su interior al menos una hora. Además, sus paredes están llenas de pequeños textos divulgativos que describen las características de los animales.

Bien señalizadas e ilustradas con precisión, así son las visitas al Sea-Life: una experiencia inolvidable para los más pequeños de la casa, que podrán tocar una raya, escuchar los sonidos del fondo submarino y ver a los enormes tiburones en cautividad. Una visita amena y divertida por una serie de galerías semioscuras a través de las cuales se visitan los distintos ecosistemas de las especies marinas más significativas.

Quizás te interese ver nuestra guía sobre Málaga o incluso Antequera

Comprar un recuerdo

Puerto Marina no es sólo un lugar de marcha nocturna, ni un sitio de paso inconsistente. Parte de sus establecimientos tiene una exclusiva finalidad lúdica, pero entre sus amplias posibilidades se encuentra un número importante de tiendas donde es factible comprar desde un recuerdo del lugar hasta unos zapatos de fiesta.

La galería que desemboca en el Sea-Life está llena de escaparates que a sólo unos metros del mar exhiben gran cantidad de artesanía en madera, adornos para el hogar, ropa, artículos de recuerdo, etc.

El hotel Alay es un lujo junto al mar. Su localización es envidiable, al borde del mar, en el puerto deportivo de Benálmadena, junto al paseo marítimo, a sólo 8 km del aeropuerto internacional de Málaga y a 15 km de la capital. Todas las habitaciones tienen vistas al mar. El servicio de restauración es excelente y sus platos se recomiendan en las guías más prestigiosas.

Las mayores comodidades para pasar unos días en familia, entre el mar y el cielo. A escasos metros del Sea-Life, muy cerca del Paque de atraciones Tivoli World y del parque acuático de Mijas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *