Que ver en Altea

que ver y hacer en altea

Altea que ver y hacer

Altea es una de las localidades más hermosas de Alicante y uno de los parajes turísticos más bonitos de la Costa Blanca. Y es que Altea lo reúne todo: el clima, bonitos rincones, casas enjabelgadas, vistas al mar y tranquilidad.

DEPORTES ACUÁTICOS

Altea está bañada por el Mediterráneo y la Sierra de Bernia la protege y enmarca. Estos inmejorables escenarios ofrecen la posibilidad de practicar deportes en contacto con la naturaleza. La ciudad cuenta con un espléndido Puerto Deportivo y un Club Náutico donde se imparten cursos de natación, vela, remo, submarinismo o surf.

EL ARTE Y LA CULTURA DE LA CIUDAD MEDITERRÁNEA

Altea se ha convertido en un punto de referencia cultural y artística dentro de la Comunidad Valenciana.

Vista de altea y su iglesia

Esta tradición e inquietud por lo artístico se remonta al año 1970 en el que numerosos artistas fijan su residencia en Altea.
En la actualidad la localidad alberga la Villa Gadea (Centro Internacional de la UNESCO para la Música) y el Palau de les Arts. Esta preocupación por el desarrollo de las artes se ve reflejada en el Campus de las Artes de la Universidad Miguel Hernández, en el que actualmente se imparten clases de Bellas Artes y Danza. Altea es pródiga en certámenes culturales, conciertos y todo tipo de acontecimientos relacionados con la cultura y el arte.

Existen en la ciudad numerosos centros culturales que ponen a disposición del público todo un abanico de actividades artísticas. El 20 de mayo de 1991 Altea y 11 municipios de la Unión Europea firmaron un protocolo en el que se comprometían en una hermandad para realizar proyectos culturales y artísticos comunes. El protocolo se denominó Douzelage y en la actualidad ya son 15 socios. Desde entonces Altea es punto de encuentro de artistas de todas las nacionalidades y se ha convertido en la Capital de la Cultura de la Comunidad Valenciana.

Quizás te interese ver nuestra guía de que ver en Denia.

ARQUITECTURA

Las casas en Altea tienen un encanto especial, son de mampostería de piedra, blanqueadas con cal y con techos de teja árabe. Uno de los mayores atractivos turísticos de la localidad es su casco antiguo, siempre animado con acontecimientos musicales o con actos culturales. En el centro histórico de la ciudad se levanta el monumentos más emblemático de Altea, la Iglesia de la Virgen del Consuelo, con una cúpula cubierta de tejas de cerámica vidriada azul y una esbelta torre campanario.

El paseo por el casco antiguo de Altea descubre al visitante calles escalonadas, flanqueadas por viviendas con portales de madera y floridos balcones enrejados. Muchas de sus calles desembocan en miradores y plazas que asoman al mar. Desde ellos se pueden contemplar los alrededores de Altea y la diversidad de paisajes que presentan. En la zona de la costa se pueden ver impresionantes acantilados, playas de aguas cristalinas y calas protegidas por salientes rocosos pertenecientes a la Sierra de Bérnia. Consulta aquí nuestra guía de playas de Alicante.

LA ALEGRÍA DE LAS FIESTAS

Una buena oportunidad para conocer la ciudad, su gente y sus costumbres, es durante su calendario festivo. En Altea se suceden anualmente numerosas fiestas en las que participan lugareños y forasteros. Una de las fiestas más populares de la localidad es la tradicional festividad de los Moros i Cristians, celebrada el cuarto fin de semana de septiembre. Durante los días de fiesta las mesas de Altea se enriquecen con todo tipo de platos típicos de la gastronomía local, entre los que destacan los arroces y los platos de marisco.

DESDE ALTEA

Los alrededores de la localidad también ofrecen lugares de interés turístico como por ejemplo el Parque Temático Terra Mítica, situado a tan sólo ocho kilómetros de distancia del centro de la ciudad y que supone una de las mejores ofertas de ocio de la Comunidad Valenciana. Una ruta por los alrededores de Altea permite descubrir senderos que atraviesan la montaña (Fort de Bèrnia) y ermitas de interés turístico como las de Santa Bárbara, Sant Roc, Sant Antoni, Sant Lluís y Sant Tomás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *