berlin
Posted By viajeeuropa
Un paseo por Berlin

Tu guia para Berlin: que ver y hacer en la capital de Alemania

Tras los sufridos bombardeos que tuvieron lugar durante la Segunda Guerra Mundial, Berlín, capital alemana, se levanta ante el mundo reconstruyendo hasta sus rincones más escondidos para brindarnos la posibilidad de adentrarnos en su historia.

Pequeños rayos de luz fueron iluminando las calles que una vez fueron teñidas de dolor y oscuridad, luego de 28 años de haber dividido su corazón con el Muro, esta increíble ciudad nos muestra su esplendor realizando un viaje comenzando en el pasado para llegar a la actualidad y admirar su poderío.

Los restos de un fascismo exacerbado pueden observarte con los restos del Muro de Berlín que durante tantos años separo familias y amigos o visitando bunkers que aun hoy provocan miedo y angustias en nuestras venas.

Isla de los Museos de Berlín  sin duda una maravilla que no debe salir de su lista, declarada hace unos años Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, nos abre un abanico de cinco museos que van desde lo arquitectónico hasta el arte. Sus exposiciones son de lo más exquisitas para aquellos amantes de grandes colecciones.

Una de las principales Avenidas por recorrer, actualmente reconstruida luego de la caída del Muro, al haberse encontrado sus edificios completamente destruidos tras la II Guerra Mundial, Unter den Linden junto a la Avenida Kurfürstendamm, mayormente conocida por sus ciudadanos como Ku’ Damm, merecen ser recorridas y echar un vistazo a la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm. Podrá aprovechar, incluso,  a conocer algunas de las franquicias de electrónica y moda más importantes de Alemania.

Año tras año, gracias a la unificación de Potsdamer Platz luego de la caída del muro, millones de turistas se concentran convirtiéndola en el centro de bullicio más grande de Berlín. En sus calles aun pueden admirarse los primeros semáforos europeos que han quedado en pie resistiendo la gran guerra que un día golpeo este epicentro alemán.

Dos grandes centros arquitectónicos, muestras resplandeciente de la unificación de la Platz, puede ser visitados al oeste de la plaza, el Sony Center, característico por presentar enormes cúpulas de cristal que cambian constantemente sus colores, y Quartier Daimler Chrysler rodeada de bellos jardines que le brindaran paz al salir de la ruidosa plaza.

Símbolo Alemán, imponente en sus 26 metros de altura con un estilo arquitectónico que nos brinda un aire de la bella Acrópolis, La Puerta de Brandeburgo, fue construida en el año 1791 en representación a la paz sobre las armas. Miles de turistas la visitan a diario intentando obtener un foto, perfecta para ser admirada durante la noche bajo su iluminación que la alzan al cielo provocando una imagen inolvidable.

Un último recorrido, además de gratuito, si deseas vivir la historia a pleno Underwelten Museum es la adrenalina que completa su viaje, sistemas de túneles y bunkers que han quedado de la Guerra Fría en la entrada de la Ciudad, recorrerán los subsuelos que algún día fueron guarida de miles de vidas.

Mas allá de ser un destino lleno de cultura, la ciudad de Berlín en los últimos años ha trascendido barreras y llegando a la cima de lo moderno. Múltiples lugares rebalsan de centros comerciales, bares, clubs y discos. Algunos de sus más preciados Shoppings se encuentran ubicados en la Avenida anteriormente nombrada Ku’ Damm, y podríamos decir que tal vez sea la más importante de la ciudad. Pero la tan aclamada Plaza, Alexanderplatz, es hogar de numerosos centros comerciales con aspectos arquitectónicos únicos e increíbles a los ojos humanos.

La ciudad de Berlín con el pasar de los años ha logrado realizar un viaje de transformación sin olvidar en un cajón su pasado, por el contrario sus mayores atractivos han sido fuente de sus memorias, aquellas que aun hoy entristecen el corazón del mundo. Desde sus penumbras hoy Berlín nos trae con toda su luz una ciudad de lo más bella que refleja el poder vivo de su pueblo.

Que ver en Berlin

Puerta de Brandemburgo

Es la antigua puerta de entrada a la ciudad y es un símbolo tanto de Berlín como de Alemania. Fue construida entre 1788 y 1791 durante el reinado de Federico Guillermo II de Prusia.Siempre que la visites la verás rodeada de multitud de gente haciendo fotos pues es uno de los lugares mas concurridos por turistas en esta maravillosa ciudad.Durante la 2ª Guerra Mundial fue gravemente dañada, quedando la cuadriga prácticamente destruida siendo reconstruida en 1991. 

Monumento al holocausto

Fue finalizado en 2005. Se construyó para homenajear al pueblo judío por la matanza que sufrió por parte de los nazis. Está compuesto por 2.711 columnas ondeadas de hormigón que le dan apariencia irregular a la estructura. Debajo del monumento hay una sala donde se muestran las terribles imágenes de aquella persecución al pueblo judío. Este monumento abstracto es digno de visitar por la noche, por que las luces las cuales lo iluminan junto a la estructura que la escultura posee, componen unas imágenes irrepetibles. Cuidado y no te pierdas de tu grupo, pues parece un laberinto.

Reichstag

Es la sede del parlamento alemán desde 1990. A lo largo de su historia ha ido sufriendo diferentes modificaciones, la última fue en 1999, realizada por Sir Norman Foster. Su cúpula de cristal, a la cual solo se puede acceder en ascensor, ha convertido al edificio en uno de los principales símbolos alemanes. Es un lugar fabuloso para sentarse en los jardines de alrededor a probar la cerveza alemana o a leer un libro tranquilamente, aunque seguro que si hace buen tiempo te pediran unas 3 ó 4 veces si puedes hacer una fotografía al grupo de turistas, pues está repleto debido a su fama y a lo impresionante del edificio, ¡no te lo puedes perder!

Checkpoint Charlie

Se trata de uno de los trozos del muro de Berlín que aún quedan en pie. Hay un museo con el mismo nombre donde se muestra la historia del muro y las increíbles, algunas famosas, historias de las personas que intentaron escapar con imaginación, suerte y esfuerzo. Si te interesa la historia de Berlín no dejes de visitarlo, pues por las paredes explican muy bien con textos y fotografías, como escondían a los niños en los huecos donde están instaladas las palancas de cambio de los coches para poder pasar por este famoso punto de control. 

Fernsehturm (torre de televisión)

Se sitúa en el centro de Berlín, fue construida en 1969. Es un punto de referencia muy conocido, cercano a la Alexanderplatz, o mas bien en Alexanderplatz, aunque la verás desde todo Berlín. Con sus mas que destacables 368 metros de altura, es actualmente el segundo edificio más alto de Europa, sólo superado por la Torre Ostankino de Moscú. Cuesta 8,5 euros subir a ella, y en la cima puedes encontrar un mirador en forma circular desde donde podrás pbservar todo Berlín con claridad. Eso sí, ni lo pienses si sufres de vértigo..

Iglesia del Kaiser Guillermo

Edificada en 1895 en un estilo románico aunque fue destruida en 1943 por los bombardeos se decidió conservar su armazón como monumentos a los caídos. Entre 1951 y 1961 se restauró y añadió las vidrieras azules. Puedes visitarla 9:00 a 19:00 horas.

Alexanderplatz

Es una de las zonas más populares donde se reúne la gente joven. Los berlineses la llaman “Alex”. Debe su nombre al zar ruso Alejandro I. Además es una de las zonas con mejor comunicación de transportes de Berlín, y si vienes a estudiar alemania en Berlín, seguro que vas a pisar esta plaza, en ella podrás encontrar diferentes lugares que visitar. Desde la Alexanderplatz podrás llegar a todas las partes de Berlín, existe una concurrencia de autobuses metros y tranvías increible, saca el mapa, y no te pierdas! 

La columna de la Victoria.

Se encuentra en el centro del parque Tiergarten, aunque originalmente se encontraba frente al Reichstag Fue erigida en 1873 para conmemorar la victoria prusiana frente a Dinamarca. Mide 65 metros y está adornada por uno de los cañones capturados. En lo más alto se encuentra la diosa Victoria, que agita la corona de laureles en dirección a Paris. Tiene también un mirador, para acceder a él, hay que subir 285 escalones. Las vistas de la Puerta de Brandenburgo son estupendas.

Muro de Berlín

También llamado el muro de la vergüenza o la barrera protectora antifascista, según desde que lado se mirara. Se construyó en 1961 y calló finalmente en 1989. Del muro original tan solo existe una parte que se encuentra en Ostbahnhof, este fragmento mide aproximadamente 1km, pero no es un lugar muy concurrido por turistas, ya que se encuentra alejado de Berlín. En ocasiones se pueden ver trozos situados por la ciudad, como en el año del 20 aniversario que se coloco en Alexandeplatz.

Tiergarten

Es un enorme parque situado en el centro de Berlin que ofrece multiples entretenimientos. Fue trazado por Peter Josph Lenné en 1830. Tiergarten significa jardín de animales. Se le atribuyo porque durante un tiempo estuvo repleto de jabalíes. 

Museos

La variedad de tesoros que ofrecen los museos de Berlín es sorprendente. Una de las mayores obras maestras que conservan los museos de Berlín es el busto de Nefertiti que se encuentra en el Museo Egipcio (Ägyptisches Museum) en Charlottenburg.Lo novedoso de los museos de Berlín se representa en el Museo del Cine en Potsdamer Platz (Filmmuseum). En él se puede contemplar el legado de Marlene Dietrich, entre otros.El Museo Judío destaca por la impresionante arquitectura que puede ser calificada como única en su clase.

Mercadillo de Mauerpark

El mercadillo de Mauerpark es un punto de encuentro por excelencia y un buen modo de pasar el domingo buscando alguna ganga. Se monta junto al Mauerpark (parque del muro), un parque que suele estar abarrotado de jóvenes alternativos y familias paseando o de picnic. En cuanto empieza el buen tiempo, las barbacoas post-mercadillo son frecuentes en el parque. Además, es en Mauerpark donde se celebra la mayor fiesta de Walpurgis (la noche del 30 de abril al 1 de mayo) El perímetro del parque está tomado por los antidisturbios, pues la fiesta coincide con el aniversario de la muerte de Hitler, y la tradición manda bailar a media noche, cuando entra el nuevo día, para espantar a los malos espíritus. Tambores, fogatas, baile y muy buen ambiente para quienes se atrevan a salir en una noche extremadamente significativa en Berlín.

La isla de los Museos en Berlin

Por el centro de la capital de Alemania pasa el río Spree, y en su cauce se forma una amplia isla que se ha convertido en el corazón cultural de Berlín, acumulando varios museos que han formado la Isla de los Museos, Museumsinsel en alemán.

Aquí encontramos el Altes Museum, el Museo Antiguo, donde se exhiben obras de la civilización griega y romana. Como complemento, en 2009 se ha concluido la recuperación del Neues Museum, el Museo Nuevo. Aquí se ven obras de carácter prehistórico, y también del Antiguo Egipto, entre las que destaca el busto de la famosa Nefertiti.

Otro de los espacios expositivos que podemos encontrar es la Alte Nationalgalerie, en un edificio que concluyó su restauración en el año 2001, recuperando el inmueble de los numerosos daños que sufrió durante la Segunda Guerra Mundial. Así, hoy ya podemos ver en sus salas una de las colecciones más impresionantes de pintura del siglo XIX.

Dentro de los museos que existen en esta isla, uno de los de mayor renombre mundial es el Pergamonmuseum (Museo de Pérgamo) ya que aquí se muestran tres conjuntos arqueológicos impresionantes:  la puerta babilónica de Ishtar, parte del mercado de Mileto y el Altar de Pérgamo que da nombre al museo.

Además podemos encontrar el Bodemuseum, con un edificio dominado por su cúpula de tono marrón. En su interior alberga una gran colección de arte bizantino.

Queda claro que visitar la Isla de los Museos de Berlín es todo un paseo por la historia de Occidente, y no es extraño que todo el conjunto fuera declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

Museos en Berlin

La cultura alemana, a lo largo de la historia universal, ha sido sinónimo de riqueza innata en cuanto a costumbres, tradiciones, y legado arquitectónico se refiere. Tanto en ámbitos como los estilo clásicos de escultura, pintura y literatura, los germánicos también brindan arte contemporáneo siguiendo, claro está, patrones estéticos de sus ancestros. Así, un establecimiento donde se pueda apreciar aquellos atributos es el museo o, mejor dicho, los diversos de ellos que posee una de las naciones más bellas del mundo.

De esta manera, la capital alemana, la memorable Berlín, nos relata parte de su historia en el Museo Judío de aquella ciudad. Es de tal impacto que en su primer año (1999), más de quinientas mil personas se dieron cita por sus pasillos, en especial para escuchar más de cerca sobre lo vivido en la Segunda Guerra Mundial por el pueblo judío, sus costumbres y su legado, a través de atrayentes coloquios, conciertos y charlas para los más pequeños. Es importante mencionar que no solo podemos observar obras artísticas e información sobre el Holocausto sino que encontraremos objetos utilizados en la vida del día a día del pueblo judío durante más de dos mil años.

Si eres de las personas a las que les gusta la arquitectura aquí te deleitarás pues la forma y estructura del edificio del museo es muy simbólica, según su diseñador, él deseó mostrar a través de la fachada metálica y los vidrios que forman las ventanas la tristeza, el dolor y el vacío con el que quedó la ciudad tras la muerte de más de 6 millones de personas inocentes. En el interior del museo encontraremos a una de las estructuras más emblemáticas. Se trata de la “Torre del Holocausto”, una estructura de concreto que no nos deja olvidar la masacre ocurrida durante la Alemania Nazi. También en el Museo Judío encontraremos a la zona denominada como el “Jardín del Exilio“, ubicada en el área exterior. Es una especie de reconocimiento al Estado de Israel.

Cerca de él, podemos encontrar el magnífico edificio de La Casa de las Culturas del Mundo conocida también con el nombre de “la ostra embarazada”, promotor matriz de galerías de arte-no europeo. Por sus profesores de talla internacional, aquel centro cultural futurista que data de la década de los 50, busca promover la danza y teatro de etnias de todo el mundo. Vale la pena mencionar que si visitas el lugar es posible que encuentres algunas puestas en escena, exposiciones y hasta conciertos.

De compras por Berlin

La “Kurfürstendamm ” tiene múltiples y diversos comercios que invitan tanto a lugareños como visitantes a dar largos paseos para ver sus escaparates. En las calles perpendiculares puedes encontrar algunas de las tiendas más elegantes de varios diseñadores internacionales. Además, cerca se encuentra también el famoso gran almacén del oeste el “KaDeWe ” con una inagotable variedad de productos y con una legendaria sección de especialidades gastronómicas.

Si buscas sitios más exclusivos puedes igualmente encontrar boutiques internacionales en las Galerías Lafayette de la Friedrichstraße. También son famosas las galerías “Arkaden ” en la nueva Potsdamer Platz con numerosas tiendas que invitan a salir de compras. En cambio si buscas moda poco convencional, extravagante y de diseño creativo debes dirigirte a las pequeñas boutiques que se ubican alrededor “Hackesche Höfe” en Mitte.

En el mercadillo de la calle Straße des 17 Juni podrás encontrar artículos de ocasión. Este mercadillo se realiza los fines de semana.

En las fechas de adviento el ambiente de la ciudad se vuelve festivo. Puedes pasear entre los acogedores y numerosos “Weihnachtsmärkte”, mercadillos típicamente navideños.

Comer y beber en Berlin

Te será muy fácil encontrar en Berlín buenos sitios para comer. Todos ellos cuentan con un excelente ambiente y buen servicio. También en las cafeterías encontrarás una gran selección de comidas a precios razonables. Los platos más tradicionales son enérgicos, sobre todo a la hora del desayuno. Los platos más frecuentes son las carnes y quesos, el salmón ahumado y rábano picante. Además en Berlín los snacks son muy populares. Destacan el Döner Kebab y el Currywurst. Otros platos tradicionales son Boulette, MAtjes y Eisbein.

En cuanto a la bebida, es obvio que la bebida más popular es la cerveza. Normalmente, los camareros tardan un rato en servir la cerveza porque, según ellos, el tiempo para servirla correctamente es de 7 minutos. Algunas de las más famosas cervecerías son Schultheiss y Kindl. Aunque también tienen otras bebidas famosas como el vino del Rin y las regiones de Mosel , el Sekt, que es el equivalente del champán, y los cocktails.

En cuanto a los restaurantes, por lo general, la calidad de los restaurantes de Berlín es bastante buena y es aconsejable reservar mesa con antelación. Los más comunes son los turcos y los italianos, pero también puedes encontrar restaurantes mexicanos, franceses y chinos.

Vau es un restaurante con ambiente moderno. Sirve platos alemanes, buenas bebidas y deliciosos postres. Es imprescindible hacer reserva. Cierra los domingos.

Vivo es uno de los mejores restaurantes de la ciudad. En su carta combina platos tradicionales con cocina moderna. Sólo abre por las tardes.

Hamlet es un lugar muy relajante. La carta es muy diversa: puedes encontrar platos tradicionales franceses y árabes.

LaPetiteFrance es un restaurante francés decorado a base de fotografías en blanco y negro. Cambian con frecuencia el menú. Está abierto solo por las tardes de lunes a sábado. Cierra los domingos. Si prefieres la comida rápida Berlín también te ofrece una amplia oferta de bares y snacks. Por lo general estos bares se encuentran en los aeropuertos y en los hoteles. Se caracterizan también por un buen ambiente.

Operncafé es uno de los cafés más famosos de la ciudad. Puedes elegir entre más de 50 tradicionales pasteles alemanes.

Café Bravo lo más característico de este café es su diseño. Su ambiente es más para jóvenes.

Café Einstein es un bonito café alemán decorado como una cafetería tradicional vienesa. Sirven un buen café acompañado de un amplio surtido de tortas. En Berlín la vida nocturna es una mezcla entre bares y clubs. En el este de la ciudad están los lugares más tranquilos y en el oeste los más glamourosos.

Green door es uno de los lugares más famosos. Ofrece exóticos cocteles. Todas las bebidas las acompañan con un vaso de agua mineral.

Newton Bar es un clásico bar berlinés. Es famoso por sus cócteles y por la comodidad de sus asientos. Y, por supuesto, no pueden faltar los jardines de cerveza que suelen estar muy llenos. Normalmente a ellos van los amantes de la “Berliner Weisse”, una famosa cerveza de trigo fermentada en una botella con un chorreón de sirope de frambuesa.

Transporte en Berlin

Si te diriges a Berlín puedes aterrizar en varios aeropuertos:

Aeropuerto internacional de Tegel

Es el principal aeropuerto de Berlín y está situado dentro de la ciudad. El aeropuerto dispone de paradas de autobuses urbanos (TXL, X9, 109, 128) que conectan con el centro de la ciudad y con paradas de U-Bahn y S-Bahn en pocos minutos. No dispone de parada de metro. Un taxi desde este aeropuerto hasta el centro de Berlín (este u oeste) cuesta alrededor de 16€. Puedes pasar la noche en él si no llegas a tiempo para coger el transporte público y desplazarte hasta tu alojamiento concertado. Así puedes coger el primer transporte que salga por la mañana ya que el servicio comienza desde muy temprano.

Aeropuerto internacional de Schönefeld

Este aeropuerto está situado a las afueras de Berlín, en el suburbio de Schönefeld y concentra la mayor parte de los vuelos de compañías de bajo coste. Posee parada de S-Bahn que conecta con el centro. Si tu vuelo se retrasa y no llegas a tiempo para estar en la escuela puedes pasar la noche en este aeropuerto calificado como limpio y confortable. 

Aeropuerto de Tempelhof

Situado dentro de la ciudad, este aeropuerto tiene muy pocos vuelos, generalmente vuelos domésticos. Es el aeropuerto más pequeño de la ciudad y está ubicado al sur de Berlín. Mediante el metro se llega al centro en 15 o 20 minutos. Un taxi al centro de Berlín cuesta alrededor de 12€.

Berlín ofrece diferentes tipos de transporte público con los que te será muy comodo llegar a tu destino.

Tickets

Dependiendo de lo prolongado de tu estacias eliges la modalidad ( sencillo, 24 horas, semanal o mensual)

Tranvía: Hay unas 30 líneas

Metro

Ofrece dos redes, el U-Bahn (ferrocarril subterráneo) y el S-Bahn (ferrocarril municipal).Los ferrocarriles circulan cada 5 o 10 minutos. Permite llevar bicicletas entre semana de 9 – 14 y a partir de las 17.30.

Autobuses

Son de dos pisos y para acceder a ellos puedes pagar al conductor o enseñar el ticket. Haya un amplio número de líneas aunque la más practica cuando vas a visitar la ciudad es la nº 100. Por la noche cuenta con más de 70 autobuses nocturnos que funcionan cada 30 minutos de 1.00 a 4.00.

Taxi

Son buenos y hay paradas por toda la ciudad aunque si lleva equipaje tendrá que pagar suplemento.

BICICLETA

Es una forma buena y fácil de desplazarse por la ciudad, existen carriles bici bien señalizados por todas partes. Además es fácil de alquilarlas porque existen cientos de tiendas para ello. Además permiten acceder con ellas a otros transportes públicos.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *