Rutas geologicas por Caceres

rutas-geologicas-por-caceres

Rutas geológicas por Cáceres

Suenan las campanas del Monasterio de Guadalupe y el pueblo celebra con júbilo el momento tan esperado y por el que tanto ha trabajado: fue el 17 de septiembre de 2011 y el Geoparque Villuercas Ibores Jara es reconocido como miembro en la Red Europea de Geoparques y en la Red Global de Geoparques auspiciadas por la Unesco.

Un geoparque es un territorio que tiene un patrimonio geológico de valor reconocido y en el que se permiten llevar a cabo actividades para desarrollarlo, siempre y cuando sean sostenibles. No llegan a los cien en todo el mundo y en España solo hay ocho. El Geoparque Villuercas Ibores Jara, se encuentra en Cáceres y ha sido el último en sumarse. Contiene numerosos geositios (lugares de interés geológico). Los motivos que llevaron a los evaluadores de la Unesco a admitir este territorio en la red fueron diversos, pero quizá uno de los más significativos es el característico relieve apalachense representativo de este geoparque: las crestas de cuarcitas orientadas hacia el noroeste conforman este peculiar paisaje.

El origen del parque es de sedimentos marinos, y en la orogenia hercínica tuvo lugar la formación de las montañas del parque, conocidas como las Villuercas. El punto más alto es el Risco de la Villuerca, de unos 1600 metros de altitud.

Tal es el atractivo de este macizo montañoso, que el Sendero Internacional de los Apalaches (SIA), un proyecto para recorrer el mayor número de lugares de interés geológico, histórico y cultural entre España y Portugal, tiene como objetivo enlazar esta zona con los Montes Apalachenses ingleses y franceses.

¿Qué vegetación podemos encontrar?

La riqueza de la flora de esta zona también es otro de los atractivos. Las Villuercas cuentan con una vegetación formada, en su mayoría, por bosque mediterráneo. No se puede hablar de la vegetación del parque sin hacer referencia a la presencia de Loros (joya vegetal del terciario) y Atrapamoscas. La ruta de los castaños, compuesta por una decena de estos árboles de grandes dimensiones, las orquídeas, las peonías y los enebros que crecen en las cumbres son sus principales señas de identidad vegetal.

Diversidad de fauna

La diversidad de fauna de este geoparque es una de las más significativas de España. Corzos, ciervos, jabalíes y muflones, entre otros, recorren sus montañas, mientras que las cigueñas negras, las águilas imperiales, los buitres, los halcones peregrinos y los alimoches sobrevuelan su cielo.

Registro fósil, un poco de geología

El paraíso de los geólogos podría ser muy parecido a este parque, ya que a lo largo de sus 2.500 km cuadrados pueden encontrarse fósiles que solo se han hallado en China y Namibia. Admirar los trilobites(artrópodos de hace más de 250 millones de años) y sus crucianas (rastro fosilizado que dejaron los mismos en las piedras al pasar), es, sin duda, una experiencia difícil de olvidar.

Si todo lo anterior no es gancho suficiente, la riqueza gastronómica de la zona, acompañada de algunos de los mejores vinos de la tierra es, sin duda, un gran aliciente para el amante del buen comer.

Historia, gastronomía, ecología y naturaleza se aúnan en un enclave que espera, haciendo méritos, revalidar su condición de geoparque.

Recorrido por los Geositios del Geoparque Villuercas Ibores Jara:

  • 1- Curia romana de Augustobriga. Este impresionante monumento romano es considerado la puerta de entrada al Geoparque Villuercas Ibores Jara. El geoparque se extiende desde el río Tajo al Guadiana, tiene 100km de largo y 25 de ancho. Lo conforman 19 pueblos.
  • 2-Cueva de Castañar de Ibor. Sus impresionantes formaciones de aragonito y calcita conforman el principal atractivo. Actualmente solo podemos conocer los encantos de esta cueva a través de la réplica existente en el Centro de Interpretación de la misma, ya que, tras un incidente ocasionado por una turista que se encontró indispuesta en el interior de la cueva, se prohibió visitarla.
  • 3-Raña de las Mesillas. Fue a finales de la Era terciaria cuando la red fluvial depositó los cantos rodados (aluviones) que conforman las rañas típicas de este paisaje. Una raña es una formación de cantos rodados y arenas arcillosas. En la imagen, la Raña de las Mesillas.
  • 4- Palacio o Granja de Mirabel. Declarado Monumento Histórico Artístico, lugar de descanso de los Reyes Católicos y lugar al que la Reina Isabel llamaba “mi paraíso”.
  • 5- Humilladero. Este lugar era parada obligatoria de los fieles antes de llegar al Real Monasterio de Guadalupe. Se trata de una ermita mudéjar en la que los fieles se “humillaban” (arrodillaban) en peregrinación. Cervantes se arrodilló en este mismo punto para ofrecer los grilletes que le pusieron los turcos cuando le apresaron en Orán.
  • 6- Mina de Logrosán. Visitar una mina y conocer el medio en el que trabajaban los mineros, a 210 metros de profundidad, por un salario de cinco pesetas al mes, es posible si nos adentramos en las profundidades de la Mina de Logrosán.
  • 7- Real Monasterio de Guadalupe. Fue declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1993. Su arquitectura se caracteriza por aunar diferentes estilos (destacan el Templo, Claustro Mudéjar y templete) y por su gran riqueza de obras de arte, entre las que se encuentran algunas de Goya, Zurbarán, Pedro de Mena y el Greco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *