Parque nacional Sierra Guadarrama Rutas

Una forma de disfrutar de lleno del Parque Nacional de las Cumbres de la Sierra de Guadarrama es haciendo senderismo, una actividad que puede practicarla todo el mundo. Sin coste y sin horarios, además, permite observar la flora y la fauna de la región de cerca. Ya sea invierno o verano, la montaña está abierta las 24 horas y ofrece unos paisajes espectaculares.

Existen multitud de rutas marcadas para senderistas por toda la sierra que salen desde muchos municipios, por lo que también podemos aprovechar para hacer turismo y ver el encanto de los pueblecitos de la sierra.
Ahora que llega el buen tiempo, proponemos unas cuantas rutas tanto para iniciados como para novatos en esto del senderismo, de más fácil a más difícil.

Subida a la Bola del Mundo

La marcha comienza al pie de esta montaña, donde se encuentra el telesquí de la estación. Aunque a simple vista parezca una subida un poco fuerte y que los famosos cohetes del repetidor de televisión quedan lejísimos, no es para tanto. En aproximadamente una hora a un ritmo normal, y parándose a hacer las típicas fotos (el paisaje lo merece) estaremos en la cima. El camino a seguir no tiene pérdida, es conocido como “las zetas de la Bola”, se trata de un camino de asfalto que zigzaguea la montaña haciendo más suave la ascensión.

Para los más valientes, el recorrido lo pueden realizar en bicicleta, de hecho, algunas ediciones de La Vuelta Ciclista a España han acogido esta subida como final de etapa, dura pero bonita.

Miradores de Luis Rosales y Vicente Aleixandre

Senda muy agradable, sin mucha cuesta y que se realiza en poco tiempo, entre hora y hora y media según el ritmo. Hay varias vías para llegar a los miradores, y todas ofrecen unos paisajes dignos de ver.

El recorrido comienza en las Dehesas de Cercedilla, empezando a subir por la Calzada Romana, un antiguo camino construido por los romanos con las típicas piedras para el paso de sus carros por el monte y donde podemos observar también otra construcción suya, el puente romano.

Otra opción de comenzar es empezar la subida por la Carretera de la República, que terminará encontrándose con el camino de la Calzada para dar ambos a la pista forestal que hay que seguir. No tiene pérdida, es seguir el camino de tierra sin desviarse hasta llegar a los miradores. Durante el trayecto tendremos unas vistas geniales de la sierra madrileña: montañas, ríos, bosque y si tenemos suerte, algún animal de la zona como por ejemplo ardillas o zorros. A mitad de camino, sin desviarnos mucho de la pista, tenemos una pequeña cascada conocida como La Ducha de los Alemanes. Para verla tan solo hay que seguir los letreros que veremos al pasar. Una vez allí, para continuar la marcha tenemos de nuevo dos opciones: volver a la pista forestal y seguir el camino, o bien, coger la senda Victory, que arranca desde la Ducha de los Alemanes y nos llevará hasta la pradera de Navarrulaque, a pocos metros de los miradores. Esta ruta nos saca de la pista forestal y se adentra en el bosque, marcada con unos puntos morados en árboles o rocas que hay que seguir para no perderse.

Si no nos desviamos por el bosque y avanzamos por la pista, encontraremos el letrero de los miradores a la derecha del camino, muy bien señalizado para no pasarnos. Una vez allí ya solo queda disfrutar de la magnífica vista que ofrecen los dos miradores (a 150 metros uno del otro) de la Sierra de Guadarrama y tomar un pequeño aperitivo disfrutando del paisaje para reponer fuerzas.

Si hemos decidido coger la senda Victory, llegaremos a Navarrulaque, una vez allí, subimos por la pradera hasta encontrar de nuevo el camino de tierra y continuaremos hacia la derecha. Antes de llegar a los miradores, desde este lado pasamos por el famoso reloj de sol de Cela, situado a nuestra derecha. Merece la pena desviarse unos minutos y contemplar un verdadero reloj de sol en plena montaña.

Pico Peñalara

Esta ruta nos conduce al punto más alto de la Comunidad de Madrid, a 2.428 metros de altura, en pleno parque nacional.

Es un camino con algo más de dificultad que los anteriores, no mucho, pero para los que no estén muy puestos en el senderismo les puede costar un poco, no tanto por que sea una ascensión o un camino difícil, sino porque el tiempo que hay que dedicarle es mayor que en las otras excursiones propuestas. Esta ruta dura entre dos y tres horas para llegar a la cumbre (según el ritmo de cada uno) y algo menos la bajada.

La senda se inicia desde la Casa del Parque los Cotos (Puerto de Cotos), allí podemos obtener toda la información y documentación que queramos sobre el parque. El camino que parte de aquí lleva hasta El mirador de la Gitana, y al cobertizo del depósito. Dejamos el cobertizo a la derecha y cogemos la pista forestal. Aquí viene una subida un poco fuerte, hasta los 2100 metros, una vez allí, vemos varias sendas, la de la derecha nos conduce al refugio Zabala, pero seguiremos recto si queremos llegar hasta el macizo. Este camino discurre por la ladera de Peñalara haciendo zetas hasta Dos hermanas, una vez en este punto, ya solo nos queda seguir por la cresta hasta llegar, por fin, al pico y estar en lo más alto de todo Madrid.

Cuerda Larga

Es una excursión para senderistas algo expertos, la dificultad aquí es mayor, al igual que la distancia a recorrer y el tiempo para realizarla.

Lo ideal para hacer esta ruta es disponer de dos coches, uno que se deje en el Puerto de la Morcuera y otro en el de Navacerrada, pues no es una ruta circular, y aunque siempre se puede volver por donde hemos venido, no es un camino corto, y mejor contar con dos coches para cuando finalicemos la excursión podamos volver al punto de origen rápidamente y sin acabar muy cansados.

Comenzamos desde el Puerto de Navacerrada, subimos la Bola (Alto de Guarramillas) y de ahí, descenderemos por el sendero definido hacia el Alto de Valdemartín, en la estación de Valdesquí. La vista desde aquí es espectacular; La Pedriza, Maliciosa, Peñalara…
Desde el alto de Valdemartín toca descender hasta el Collado, para posteriormente subir hacia Cabeza de Hierro Menor (2.376 metros). Desde aquí cumbreamos hasta Cabeza de Hierro Mayor, la segunda cima más alta de Madrid (después de Peñalara) a 2.382 metros de altitud. En este punto del camino llevaremos unas 4 horas de marcha aproximadamente.

Una vez en el punto más alto, se va descendiendo y ascendiendo por las diferentes cimas que conforman Cuerda Larga, parece que lo difícil está hecho, pero aunque Cabeza de Hierro Mayor sea el nivel máximo de altitud, el camino que queda es largo y con muchas cuestas. Hemos dejado atrás las dos cabezas, el Alto de Valdemartín y la Bola del mundo, por delante y siguiendo en línea recta por las crestas nos quedan por coronar la Loma del Pandasco, Navahondilla, Asomate de Hoyos, Bailanderos y por último La Najarra, novena y última cumbre de la travesía. Lo difícil ahora ya sí que ha pasado, y solo queda bajar hasta el Puerto de la Morcuera donde tenemos uno de los coches. Unas 8 horas de caminata en total dura la travesía. Esta excursión se puede empezar tanto en el Puerto de Navacerrada como en el de la Morcuera, lo ideal eso sí el tener dos coches para no tener que volver por el mismo sitio y pegarnos otras 8 horas de camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *