que ver y hacer por teruel provincia rutas
Posted By viajeeuropa
Que ver en Teruel

Teruel que ver y hacer

Un paseo por las cuencas mineras

La comarca de las Cuencas Mineras turolenses, atrapada entre la sierra de AlcañizAndorra y el Maestrazgo, es una zona híbrida donde confluyen la desesperada aridez del altiplano y la exuberancia de los valles fluviales del Ebro. Son ríos que no llevan a ninguna parte y que, pese a ello, invitan a descubrir ramblas secretas y paisajes primigenios donde la tierra se retuerce y aflora en ricos yacimientos paleontológicos.

Inicia tu ruta en Montalbán, cuyo enrevesado caserío repleto de pasadizos y bodegones se pega a la orilla del río Martín, designado Parque Cultural. Entra en su iglesia de Santiago, una de las joyas del primer mudéjar aragonés. A espaldas del portal de Santa Engracia enfila la angosta carretera que lleva hasta Peñarroyas, de visita obligada. Se trata de un camino de ida y vuelta, ya que el asfalto muere a la entrada del pueblo. Una de las rutas senderistas te llevará hasta Obón, las ruinas de la ermita de Santa  Quiteria y el barranco Tajar (son unas dos horas a pie). En total, encontrarás balizadas hasta quince rutas en todo el parque (www.parqueriomartin.com).

La grandeza de este diminuto territorio está en su inaccesibilidad. No hay atajo que no sea a pie. Las carreteras dan sus buenos rodeos, como el que pasa por La Hoz de la Vieja y que lleva hasta Alacón y Oliete. Pasarás por parajes espectaculares como la sima de San Pedro de los Griegos, una de las mayores de Europa. Aquí está el Centro de Interpretación de la Cultura Ibérica (978 81 80 01).

EL CENTRO DE LA TIERRA

Debes visitar el museo Minero de Escucha, un impresionante paseo de hora y media por las entrañas de una antigua explotación minera cerrada en 1992. Eso sí, hay que reservar la entrada con tiempo en el 902 01 02 39 (adultos, 12 €; niños mayores de 3 años, 7 €). Sigue hasta Aliaga y disfrutarás del parque escultórico al aire libre de Hinojosa de Jarque y, previa concertación en el Centro de Visitantes del Parque Geológico (620 59 88 65), haz una ruta guiada al parque y al Centro Audiovisual de la Minería de Santa Bárbara.

Una clase de paleontología

Acércate hasta Galve. Aquí se ubica una de las sedes de Dinópolis. Se llama Legendark (902 44 80 00) y alberga un laboratorio de restauración paleontológica y una colección de restos fósiles de dinosaurios, mamíferos y reptiles. La entrada cuesta 8 € (adultos) y 6 € (niños). Consulta el horario de apertura para diciembre. Además, en Galve están el Museo Paleontológico y el Parque Paleontológico, con reproducciones de dinosaurios y restos de icnitas.

Comienza por Gea de Albarracín

Treinta y nueve son los kilómetros que separan Albarracín de Teruel, una distancia que convierte a las dos localidades en visita obligada para cualquiera que viaje por estas tierras. Desde la plana de Teruel te internarás en la abrupta sierra siguiendo el serpenteante cauce del río Guadalaviar, que emboca sus aguas en el embalse del Arquillo de San Blas poco antes de llegar a la capital provincial. La carretera A-1512 es la mejor vía de acceso a la sierra, empezando por Gea de Albarracín, un tranquilo pueblo que todavía conserva el trazado morisco en sus calles. Por Gea pasan los restos del acueducto romano que  llevaba el agua del Guadalaviar de Albarracín hasta Cella. Esta obra de ingeniería mantiene en pie buena parte de su trazado, debidamente señalizado en la margen derecha de la A-1512. Si sigues el camino de la cañada de Monterde, junto al cementerio de Gea, podrás recorrer a pie un pasadizo subterráneo. Otra idea es, desde Gea, seguir la carretera que conduce hasta el Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno.

Aquí está el Parque Cultural de Albarracín, que atesora pinturas rupestres declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Para que te hagas una idea, las del abrigo de Las Torres del Prado fueron las primeras que se descubrieron en la Península Ibérica, antes que las de Altamira.


UN PUEBLO CON VISTAS

Puedes llegar hasta aquí dando un agradable paseo desde el aparcamiento del Parque. Visita también el Centro de Interpretación , situado en la antigua casa forestal de Donarque, en la carretera hacia Bezas (abre los fines de semana de 10 a 14 h y de 16 a 19 h).

Una vez en Albarracín, sube a la Torre Blanca  y contemplarás las mejores panorámicas de la villa, declarada Conjunto Histórico-Artístico. Callejea y asómate al mirador que cuelga  sobre la hoz del Guadalaviar. En sus bajos se encuentra el taller de cerámica de Eloy Moreno (Bajos del Mirador, s/n). Una idea: apúntate a la visita guiada que organiza El Andador . El camino pasa  entre hondos calizos hasta la cascada de Calomarde y el nacimiento del Tajo, en Frías. El Mirador  es un sitio ideal para reponer fuerzas. Saborea su estofado de ciervo. Repetirás.

Jamón, jamón 

Lánzate a degustar uno de los tesoros de la sierra de Albarracín: el jamón artesano. En el siglo XIX ya era alabado como uno de los mejores de todo Aragón y puedes encontrarlo preparado a la manera tradicional y curado por el aire de la alta montaña en Jamones Bronchales, en el pueblo de Bronchales. Si prefieres el queso curado entra en la quesería Sierra de Albarracín, a la salida de Albarracín en dirección a Gea. También venden conservas y embutidos de ciervo.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *