Letonia

Letonia que ver y hacer

Letonia, situada en el Noroeste de Europa, en la costa del Mar Báltico, sus bosques cubren el 44 % del País, con aproximadamente 2300 lagos y un litoral en el Mar Báltico de 494 km. En Letonia se habla el Letón, idioma que guarda un parecido con el lituano.

Este país posee un rico patrimonio cultural, marcado por su pasado, al igual que sus países vecinos, a pesar de las ocupaciones a las que ha sido sometido, ha sabido preservar su identidad , su cultura y tradiciones que combinan perfectamente con una Letonia moderna. Denominada el pueblo que canta, entre sus tradiciones populares se encuentran las Dainas letonas (canciones de Folk) y el Festival de la Canción y la Danza, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

No muy lejos de su capital Riga, su paisaje está dominado por bosques, lagos y una larga costa. Encontraremos una arquitectura tradicional conservada en sus típicas casas de madera, granjas junto con sus espectaculares castillos, de gran valor arquitectónico que dominan las regiones de todo el país.

En sus bosques y lagos guarda tesoros naturales, tanto botánicos, zoológicos como ornitológicos con grandes reservas naturales que preservan animales que se encuentran en peligro de extinción en otras zonas de Europa. Letonia posee una gran población de especies predadoras como el lobo, con unos 400 ejemplares, linces y otras especies de mamíferos como alces, ciervos, zorros entre otros y la población más grande de castores de Europa. Dado que el Mar Báltico es un lugar ideal para anidar y procurarse alimento, más de 200 especies anidan en este territorio y hay numerosas estaciones de observación en todo el país.

Letonia combina arquitectura, naturaleza y paisaje. Encontraremos atractivos turísticos de primer a solo 23 km de la capital y a 15 km del aeropuerto de Riga. Un ejemplo lo encontraremos en la Costa de Jurmala, un complejo de Balneoterapia, que ofrece tratamientos mineromedicinales gracias a sus recursos naturales del agua y el fango rodeados de un entorno de gran belleza entre bosques, dunas y playas.

En la región de Zemgale no podemos perdernos los Castillos de Rundale y Jelgava, donde los aristócratas en otros tiempos ya eligieron estas tierras. El palacio de Rundale es una maravilla del barroco letón, del arquitecto de la corte rusa, Francesco Bartolomeo Rastrelli , fue residencia del Duque de Curlandia, con sus 138 habitaciones, en su interior destaca el Salón Dorado, el Salón Blanco y la Gran Galería. También alberga un Museo que posee una interesante colección de obras de arte.En la región de Vidzeme se encuentra Cesis, una de las más bellas ciudades medievales de Letonia, con sus callejuelas adoquinadas, sus fachadas pintadas y sus jardines, es dominada por el castillo medieval de Cesis, aquí también se encuentra una de las fábricas de cerveza local.El Parque Nacional de Gauja, entre bosques, ríos y lagos ofrece atracciones turísticas para los amantes de la naturaleza, la práctica de deportes activos y la visita al Parque-Museo de Turaida, un complejo natural, cultural e histórico donde destaca su castillo restaurado. En la misma ruta encontraremos el castillo de Sigulda y la reserva natural de Ligatne entre otros atractivos.

En la región de Kurzeme, tres ciudades imprescindibles para visitar. En Kuldiga encontraremos una pequeña ciudad letona tradicional donde parece que el tiempo se ha detenido, su centro histórico de los siglos XVII y XVIII conserva los tradicionales edificios de madera y las tiendas típicas artesanales. Aquí está la famosa cascada del río Ventas donde en la estación primaveral se pueden ver saltar a los salmones. Liepaja situada entre el mar Báltico y el lago Liepaja, es una ciudad cultural y musical donde se celebran varios festivales de música y donde destaca la arquitectura del Puerto Naval, la prisión, los edificios de Art Nouveau en el centro de la ciudad y la arquitectura típica de madera de la costa. Muy cerca encontraremos la ciudad de Ventspils, popular por sus playas y el parque acuático.

La región de Latgale donde las antiguas tradiciones letonas y artesanales afloran, destaca la basílica de Aglona, de estilo barroco tardío, es un importante lugar de peregrinación. Su capital, Riga. El casco histórico de Riga (Vecriga) es Patrimonio Mundial declarado por la UNESCO, situado en la orilla derecha del río Daugava, increíblemente ha sobrevivido a dos guerras, actualmente sus edificios brillan con todo su esplendor .

Ciudad que cautiva por su arquitectura, desde el Art Noveau hasta el Barroco, el Clasicismo, el Eclecticismo o el Funcionalismo.Entre sus monumentos más destacados encontramos la Catedral de Santa María cuya construcción empezó en el siglo XIII, una de sus piezas de gran valor es su órgano que en el momento de su construcción en el siglo XIX, fue el más grande del mundo. Otros edificios que encontraremos a nuestro paso son la iglesia gótica de San Pedro y la iglesia de San Jacobo y junto a esta se encuentra un edificio inspirado en los palacios renacentistas que alberga el Parlamento.

La Sinagoga de Riga o el Convento del Sagrado Espíritu son otros de los monumentos de gran interés turístico. Los Tres Hermanos, son un conjunto de tres casas,las más antiguas de Riga. La Plaza Livu o Plaza de los Letones es una de las más populares de Letonia , llena de actividad, entre sus casas destaca la fachada neogótica del Gran Gremio y la modernista Casa de los Gatos de 1909. En la Plaza del Ayuntamiento se encuentra el reconstruido edificio de la Casa de las Cabezas Negras y varias construcciones de gremios de artesanos y artistas, legado de otros tiempos medievales de esplendor de la época Hanseática.De entre las calles de Vecriga, Amatu iela o la calle de los artesanos, Skunu iela o la calles de los campesinos y Tirgonu iela o calle de los Comerciantes que todavía conservan los nombres de los Gremios que había durante la Edad Media, entre sus magníficos edificios encontraremos un ambiente acogedor de tiendas y bares.

Aunque diseminado por toda la ciudad, el Art Nouveau, encuentra su mayor representación entre las calles Alberta, Elisabetes y Vilandes. Esta es la Riga de los bulevares burgueses repleta de edificios con espectaculares ornamentos y suntuosos interiores.En Riga se encuentran numerosos museos, galerías de arte y uno de los monumentos culturales más importantes, la restaurada Ópera Nacional, donde se celebra el Festival Internacional de Ópera.Riga es una ciudad viva y animada tanto de día como de noche, con una oferta de ocio variada, clubs de música, bares y restaurantes frecuentados por sus habitantes y no solo por turistas. A lo largo del año son numerosos los eventos pero especialmente en verano hay variedad de espectáculos al aire libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *